La presentación del Kia Ceed 2018 ha sido más importante de lo que cabía esperar inicialmente. La tercera generación del compacto coreano suponía una evolución importante respecto a su antecesor, pero también será el impulsor de unos cuantos cambios en la marca. Te contamos nuestras sensaciones tras verlo en directo y un adelanto de lo que podría seguir a este modelo en el futuro. ¿Habrá más carrocerías y motorizaciones?

Aún cuando veíamos al Kia Ceed tapado por una lona, ya se podía distinguir un cambio en sus líneas. Cuando lo desvelaron solamente se confirmaron nuestras intuiciones. Lleva la plataforma K2 y se muestra un poco más ancho y más bajo, pero lo que más se nota es la extensión de su voladizo trasero y la posición de la cabina algo más retrasada. Incluso puede que su figura recuerde ligeramente a la de un familiar compacto.

En vivo, el Kia Ceed, es un coche que gana. Mejora considerablemente su atractivo al utilizar algunas claves de diseño de los últimos modelos de la marca. El frontal bebe de lo que ya vimos en el Stinger, con un capó más horizontal, la característica parrilla tiger-nose y las afiladas formas del paragolpes. A eso hay que sumar los nuevos faros delanteros con luces diurnas LED con forma de cubito de hielo. Una aplicación original de lo que se veía en los anteriores GT Line.

Los nuevos colores de carrocería con los que fue presentado le sientan realmente bien. Lo mismo pasa con las llantas de 17 pulgadas, que lucen de forma llamativa, haciéndonos pensar que se habían montado separadores. La zaga no cuenta con tanto carácter, pero se aprecia un pequeño spoiler trasero en negro y unos pilotos traseros al estilo de los que monta el Stonic. Hay una única salida del escape en el lado inferior derecho.

En el interior también hay novedades, todo el salpicadero ha sido rediseñado y el protagonismo recae en la pantalla táctil de 8 pulgadas que flota por encima. Se simplifican un poco el resto de mandos y se busca una mayor horizontalidad también en el habitáculo. Aunque la primera vez que montamos lo que más sorprende es el salto que han dado en calidad. Casi todos los materiales son agradables al tacyo y se aprecian mejores acabados. Atrás quedó esa Hyundai low cost de hace años.

Nos sentamos en las plazas traseras para comprobar que son bastante cómodas. Se nota que al extender el voladizo trasero se ha ganado algo de espacio para las piernas en la segunda fila, además de anchura. Cuando abrimos el maletero, sus 395 litros de capacidad nos parecen muy aprovechables y lo sitúan por encima de la media del segmento C. En la unidad expuesta hay un hueco bajo el piso, pero no cuenta con rueda de repuesto.

También hay novedad en la gama mecánica con la que se presenta este Kia Ceed. Además del atmosférico 1.4 MPI de 100 CV y el tres cilindros 1.0 T-GDi de 120 CV, aparece el nuevo 1.4 T-GDi “Kappa” de 140 CV, que cuenta con una puesta a punto efectiva. Lo mismo le pasa al diésel 1.6 CRDi “U3” con catalizador selectivo de reducción (SCR) y 115 o 136 CV. Van ligados a caja de cambios manual de seis velocidades y los más potentes podrán optar por la nueva automática de doble embrague con siete relaciones.

Aunque todo apunta a que la gama de motores no se quedará ahí. Ya han comenzado los rumores alrededor del nuevo Kia Ceed, que podría ser el portador de nuevas mecánicas alternativas en los próximos años. Se habla de un sistema eléctrico de 48 voltios, una microhibridación que conseguiría más eficiencia en los motores actuales. Pero la cosa no se queda ahí, pues podrían estar considerando también una mecánica híbrida enchufable y otra 100 % eléctrica. No sería descabellado, teniendo en cuenta que ya se han desarrollado para el Kia Niro.

De momento, el Kia Ceed solo ha sido presentado con su carrocería hatchback de cinco puertas. Todo apunta a que en el Salón de Ginebra lo acompañará la variante familiar Sportswagon. Lo que todavía es una incógnita es si habrá lugar para una versión de tres puertas (hasta ahora conocida como Pro_cee’d), pues en su hermano mellizo, el Hyundai i30, ha sido eliminada. Con relación a esto, también se abre el debate sobre si habrá un nuevo modelo tipo berlina con carrocería fastback.

Lo que queda claro es que el Kia Ceed, además de despedirse del apóstrofe de su nombre ha cambiado mucho más. Habrá que esperar para comprobar como se desarrolla este modelo en los próximos años.

Galería de fotos:

Ver galeria (28 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta