A la hora de elegir un SUV pequeño la oferta es realmente variada. Puedes elegir modelos con aptitudes cercanas a los todoterreno, otros con un enfoque práctico y cómodo (prácticamente o apostar por otros con un enfoque juvenil y un uso en asfalto. En este último grupo se encuadraría el Kia Stonic, un modelo con un comportamiento de primer orden, como pudimos ver en nuestra prueba, con una puesta a punto más dinámica que la del Kia Rio del que deriva.

Ahora la gama del crossover se completa con el Kia Stonic Black Edition, una edición especial que se centra en mejorar el aspecto, ligada al interesante motor de 1.0 T-GDI de gasolina con 100 CV.

Respecto a otras versiones, esta serie limitada del Kia Stonic incorpora unas llantas de aleación de 17 pulgadas en tonos grises, grisácea. Su carrocería olamente está disponible con tres combinaciones bicolor. así como un ambiente interior con detalles en color negro.

Esta edición especial se basa en el nivel de acabado Drive, el intermedio de la gama y posiblemente el más interesante. Eso nos deja con un coche que ya incluye ópticas traseras LED, lunas traseras oscurecidas, retrovisores plegables y calefactables, lunas traseras oscurecidas… Dentro encontraremos climatizador, sensor de lluvia y de aparcamiento traseros, cámara de visión trasera y un navegador integrado en la pantalla de 7 pulgadas del salpicadero, compatibel con Apple CarPlay y Android Auto

Como decíamos, el encargado de mover al Kia Stonic Black Edition es el propulsor de gasolina 1.0 T-GDi con 100 CV de par y 172 Nm de par máximo, que mueve las ruedas delanteras mediante una transmisión manual de cinco velocidades. Las prectaciones no son malas, ya que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos. Su precio, sin incluir descuentos y promociones, es de 20.880 €, no demasiado más que con acabado Drive

Fuente: Kia

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta