Esta instalación es la más grande de Europa, y una de las más grandes del mundo, de suministro de GNV (gas natural vehicular), tanto por el volumen de la flota como por la capacidad de compresión. La inversión realizada en la estación es de alrededor de 6 millones de euros. Al mismo tiempo, dispone de los últimos avances tecnológicos en materia de gestión de flotas de autobuses y destaca por su sostenibilidad, ya que se ha optimizado el consumo energético y se procede a la reutilización de cualquier emisión de gas que se produzca.

¿Cuáles son las ventajas del GNV? Su uso reduce en más de un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno y de partículas en suspensión, que son los principales contaminantes que afectan a nuestra salud, y hasta un 20% las emisiones de CO2, que es el gas que produce en mayor medida el denominado “efecto invernadero”.

La instalación de suministro de gas natural más grande de Europa
La instalación de suministro de gas natural más grande de Europa

La estación dispondrá de nueve calles de repostado simultáneo que podrán atender un máximo de 180 autobuses cada hora, con surtidores de carga rápida, que permiten cargar un vehículo en un tiempo medio de 3 minutos, con lo que la totalidad de la flota se puede cargar en menos de 3 horas, igualando así los tiempos de repostado habituales para vehículos diesel.

Asimismo, el proyecto incluye la creación de una zona diferenciada de suministro para otros vehículos externos, lo que permitirá extender las ventajas de la utilización de este combustible a otros colectivos, como taxis y otras flotas profesionales.

La utilización de GNV en los aproximadamente 400 autobuses que repostarán en la nueva estación de la EMT de Madrid supondrá una reducción anual de emisiones de 54 toneladas de óxidos de nitrógeno y de casi 4 toneladas de partículas.

En estos momentos circulan en España más de 2.900 vehículos con gas natural, fundamentalmente vehículos pesados de ámbito urbano, como camiones de recogida de basura o autobuses.

Como dato anecdótico cabe destacar que la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) fue pionera en España en la utilización del gas natural como combustible, con la incorporación del primer autobús en 1994, en el marco del proyecto europeo ECOBUS, en colaboración con Gas Natural Fenosa y el fabricante Iveco.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta