Si ves los informativos te habrás enterado de que el presidente de EEUU, Barack Obama, se encuentra en Israel de visita. Ayer mismo visitaba jóvenes universitarios israelíes tras departir antes con jóvenes palestinos. Lo que no sabemos es cómo se desplazaría, ya que una de las limusinas del impresionante despliegue logístico del presidente se averió cuando Obama llegó a Tel Aviv. El motivo: llenaron su deposito de diésel en lugar de gasolina.

Este Cadillac blindado apodado La Bestia y valorado en 300.000 dólares acabó cargada por una grúa como un vehículo cualquiera con problemas mecánicos. Poco después, Edwin Donovan, portavoz del Servicio Secreto de la casa Blanca, confirmó hoy que unos de sus “vehículos blindados del presidente experimentó problemas mecánicos en Israel”. No supuso un problema organizativo, ya que están de sobras preparado para estas eventualidades.

Varios medios estadounidenses han indicado que la avería se debió a que el depósito de La Bestia fue llenado de diésel en lugar de gasolina, aunque la reparación para este tipo de descuidos es relativamente sencilla. Con vaciar el depósito, limpiar algunos manguitos, filtros (como mucho cambiar algunas piezas y las bujías), el Cadillac del presidente podrá volver a la carretera.

Donovan recordó que en este tipo de visitas el presidente cuenta, además de con su cortejo de vehículos de seguridad armados, con otros vehículos (limusinas y todoterrenos) en los que se puede desplazar.

No sería difícil encontrarle acomodo, ya que para esta visita de Obama a Israel, la primera que realiza como presidente, se han movilizado junto a él unas 600 personas entre funcionarios, asesores, personal organizativo y miembros de la seguridad. A este séquito hay que sumar unos 15.000 agentes de policía que velarán por su seguridad durante su estadía.

De hecho, Barack Obama normalmente cuenta también para desplazarse por Washington con una Chevrolet Suburban blindada, también fabricada en Estados Unidos por General Motors.

Vía: The Times
Fotos: Hurriyet, General Motors

 

1 COMENTARIO

Deja una respuesta