En el Salón de Frankfurt también hay espacio para futuristas prototipos y también para emocionantes deportivos. Y sin duda uno de los que se acaparará mayor número de miradas es el Lamborghini Aventador S Roadster, la última joya de la marca de Sant’Agata Bolognese. Tras el lanzamiento el pasado año de la versión coupé, solo era cuestión de tiempo que llegase la variante a cielo descubierto.

El nuevo modelo se trata de una evolución del anterior Aventador LP 700-4 Roadster que vio la luz en 2012. Los cambios que se aprecian en el exterior son prácticamente los mismos que ya vimos en el coupé. La diferencia principal la aporta el techo rígido escamoteable que pesa solamente 6 kg. Este modelo hacer su debut estrenando el color Blu Aegir que es una de las opciones de personalización del programa Ad Personam.

 


 

 

Por lo demás, presenta una carrocería más agresiva y con mayores tomas de aire, que hace que la carga aerodinámica hasta un 130% en el tren delantero. Con el alerón en su posición más baja ofrece hasta un 400% menos de resistencia al aire. El vano del motor puede ir con unas molduras del color de la carrocería combinado con el negro mate o con una tapa transparente que deja ver el motor V12. Seguirá dando la opción de abrirlo mediante un botón para dejar pasar su sonido.
En el apartado mecánico no hay variaciones, eso quiere decir que el Lamborghini Aventador S Roadster monta el mismo V12 atmosférico de 6.5 litros que llevaba el coupé. La potencia se mantiene intacta en los 740 CV y 690 Nm de par a 5.500 rpm. Esta mecánica va ligada a una transmisión ISR de siete velocidades que entrega toda la potencia a las cuatro ruedas.

Todo esto le sirve para tener unas prestaciones de infarto, muy similares a las del coupé, con el que solamente se lleva 50 kg de diferencia. En este caso acelera de 0 a 100 km/h en 3,0 segundos (0,1 segundos más lento) y tiene una velocidad máxima de 350 km/h (igual que el coupé). Para frenar a tanta velocidad cuenta con frenos carbocerámicos de serie y sus llantas de 20 y 21 pulgadas van calzadas por neumáticos Pirelli P Zero específicos.

Aunque una de las principales novedades con las que cuenta es el eje trasero direccional. Este Lamborghini Rear-wheel Steering (LRS) sirve para mejorar la estabilidad a altas velocidades y el paso por curva. La suspensión activa Lamborghini Magneto-rheological Suspension (LMS) también consigue un comportamiento mejorado, al igual que los diferentes modos de conducción Strada, Sport, Corsa y el nuevo modo Ego.

En el interior estrena una instrumentación totalmente digital compuesta por una pantalla TFT de 12,3 pulgadas personalizable. También cuenta con un sistema multimedia con conectividad con Apple CarPlay. Las primeras unidades del Lamborghini Aventador S Roadster llegarán a los concesionarios en febrero de 2018 y en Europa tiene un precio de partida de 313.666 euros.

Fuente – Lamborghini
Galería de fotos:

Ver galeria (14 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta