Por mucho que a los entusiastas del motor nos encante soñar con los mejores superdeportivos del mundo, la triste verdad es que muy pocos llegarán a conducir, y mucho menos poseer, esas máquinas de alto rendimiento con el nombre de Ferrari, Bugatti o Lamborghini. Pero ahora, los fanáticos de la firma del toro tienen la oportunidad de tener su propio Huracán EVO, aunque no precisamente a tamaño real, ya que se trata de un puzle tridimensional lanzado en asociación con la compañía líder en el sector de juegos y actividades recreativas Ravensburger.

Esta preciosa máquina automotriz italiana ha sido transformada en un rompecabezas 3D a escala 1:18. Si bien es posible que no sea capaz de alcanzar las vertiginosas velocidades del modelo original, tiene su misma silueta agresiva y el tono anaranjado intenso Arancio Xanto de la paleta de Lamborghini. Todo se une a través de 108 piezas individuales, cada una de ellas hecha, según la firma de Sant’Agata de Bolognese, de un plástico duradero de primera calidad que recrea cada detalle del modelo real. Una vez está todo montado, el coche mide 26 centímetros de longitud y 12 cm de ancho.

Pero si de primeras esta descripción no parece lo suficientemente atractiva para imitar al toro italiano, el puzle del Lamborghini Huracán EVO también viene con una serie de accesorios para darle un toque más personalizado. 32 piezas adicionales permiten a cada propietario crear una especie de trabajo individualizado, incorporando de todo, desde un juego de ruedas con las llantas Aesir y sus correspondientes neumáticos (completamente funcionales), y difusores tanto al frente como en la parte posterior. Por último, el conjunto queda rematado por la característica estética hexagonal.

La peor noticia la encontramos en que no podremos escuchar el ronroneo del motor V10 de 5.2 litros del coche real, una unidad atmosférica que entrega un total de 640 CV a 8.000 rpm y 600 Nm de par a 6.500 rpm. Esa energía queda canalizada al sistema de tracción total controlado electrónicamente con diferencial autoblocante mecánico trasero a través de una transmisión de doble embrague de siete velocidades. Consecuentemente, la velocidad máxima supera los 325 km/h y el sprint de 0 a 100 km/h necesita de unos irrisorios 2,9 segundos. También cuesta casi 250.000 euros.

Si por el contrario, lo que buscamos es tener nuestro superdeportivo a modo de obra de arte a la que no hay que echarle billetes cada vez que lo arranques, el puzle 3D de Ravensburger del Lamborghini Huracán EVO podría ser la opción perfecta para ti. Disponible en la página web del fabricante de juegos por 34,99 euros, sin duda es mucho más accesible para la gran mayoría de los mortales. El modelo puede ser construido por niños de ocho años en adelante, así como por adultos, lo que también puede ser una buena forma de pasar el tiempo en familia o de adornar el escritorio.

Fuente: Lamborghini

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta