Logo de Noticias Coches
Lamborghini Murciélago (6)
Luis Blázquez

Lamborghini Murciélago: entrada al siglo XXI con el comienzo de una nueva era

El Lamborghini Murciélago es la definición exacta de lo que es un superdeportivo: muy potente e indiscutiblemente rápido, y por supuesto, extravagante en todos los sentidos. El Murciélago marcó el comienzo del siglo XXI con una explosión de emociones, y su encanto y su reputación aún perduran hasta la fecha. Si, como la mayoría de las personas, todo lo que sabes sobre este modelo es su llamativo aspecto y su velocidad, te sorprenderás con sus pequeños detalles.

El Lamborghini Murciélago apareció en escena en 2001 como el sucesor del Diablo. A la vez fue el primer modelo de la firma italiana desarrollado bajo la propiedad del Grupo Volkswagen. Es decir, el primer coche completamente nuevo en 11 años. Con respecto a su predecesor, el V12 vio un potencial exprimido, junto con un atractivo innegable que lo definían como un auténtico Lamborghini. Diseñado como el superdeportivo de referencia del nuevo milenio, el Murciélago supuso un antes y un después en la historia de la marca.

Como muchos modelos de Lamborghini, el Murciélago tomaba su nombre del mundillo de los toros, y es toda una historia. El 5 de octubre de 1879, un toro llamado “Murciélago” luchó tan valientemente contra el matador Rafael Molina “Lagartijo”, que le salvó la vida. Este es un raro honor que se ha otorgado a muy pocos toros a lo largo de la historia. Tras esa impresionante pelea, Murciélago fue donado al criador Antonio Miura (quizás reconozcas ese apellido de otro modelo de Lamborghini) para disfrutar de una buena vida.

El toro pasó a engendrar una formidable línea de toros de lidia que todavía existe hoy. De esta manera, el nombre de Murciélago se convirtió en simbólico, si no profético, para Lamborghini. Aunque fue el Diablo el que marcó una nueva era para la compañía, fue el Murciélago el que establecería el estándar para los modelos que estarían por venir. De hecho, todavía se puede ver mucho de sus rasgos estilísticos en el Gallardo, e incluso en el Aventador y Huracán. Por supuesto, se mantuvieron las distintivas “puertas de tijera”.

El Murciélago fue el primer Lamborghini diseñado íntegramente con el sistema CAD-CAM, que garantizaba una precisión de primer nivel y una calidad de fabricación y unos acabados mucho mejores. Las líneas fueron gestadas en su totalidad dentro del nuevo departamento de diseño, el Lamborghini Centro Stile, bajo la dirección de Luc Donckerwolke, que ya había rediseñado el Diablo, pero que, con el Murciélago, tuvo la oportunidad de empezar desde una hoja en blanco tanto para las líneas del diseño exterior como del interior.

En el momento de su lanzamiento, el Murciélago tenía una única versión de techo duro con un motor V12 de 6.2 litros que entregaba 580 CV a 7.200 rpm. Gracias a la lubricación por cárter seco, el motor del Murciélago estaba situado cinco centímetros más bajo que el del Diablo, lo que tenía claras ventajas en términos de conducción. Podía alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h y pasar de 0 a 100 en 3,8 segundos. Cabe destacar que este fue el último modelo V12 de Lamborghini en contar con una caja de cambios manual al uso.

Al Murciélago coupé se unió la versión Roadster en 2004. Los modelos Murciélago de segunda generación, que recibió el apodo “LP 640-4” (tanto el coupé como el roadster), debutaron en 2007 y se mantuvieron en producción con el V12, que ahora aumentaba su potencia hasta los 640 CV a 8.000 rpm hasta 2010. En 2010, llegó el Murciélago LP 650-4 Roadster, con capota manual y motor de 6.5 litros con potencia de 650 CV a 8.000 rpm, y en 2009 llegó el 670- 4 SV (Super Veloce). Tenía 670 CV, era 100 kg más ligero y alcanzaba una punta de 341 km/h.

Heredando el sistema del Diablo, todas las versiones del Murciélago eran de tracción total con un diferencial de acoplamiento viscoso de tipo Ferguson capaz de distribuir el par hasta un máximo del 70 % al eje trasero y un 30 % al delantero. El tren de rodaje de fibra de carbono con un carenado para los bajos de estructura mixta con aluminio fue, en su momento, la estructura de soporte más rígida jamás producida por la firma de Sant’Agata de Bolognese. El chasis se revisó por completo, con nuevas suspensiones y geometrías.

Como curiosidad, en febrero de 2002, Lamborghini llevó un Murciélago a la pista de pruebas de Nardò, en Apulia, para intentar establecer un nuevo récord mundial de velocidad para un coche de serie. Al volante estaba el piloto de pruebas Giorgio Sanna, hoy jefe de Lamborghini Squadra Corse. A pesar del cambio inesperado de neumáticos durante la parada para repostar, el objetivo se cumplió, con un total de 305,048 km recorridos en una hora, y con una velocidad media en la vuelta rápida de unos muy destacados 325,98 km/h.

El Murciélago también se produjo en algunas series limitadas, lanzando la primera de ellas en 2003 con 50 unidades que tenían como objetivo celebrar el 40º Aniversario de Lamborghini. La edición es fácilmente reconocible por el color especial “Verde Artemis”, por algunos detalles exteriores en fibra de carbono y llantas específicas, un escape mejorado y una placa numerada montada en el interior del habitáculo tapizado en cuero de diseño especial.

Otra edición limitada, la que ilustra este artículo, es Murciélago LP-640 Versace, disponible sólo en dos colores, blanco y negro. Haciendo su debut en 2006, fue creado por los diseñadores de Lamborghini Ad Personam y Versace, con un interior bicolor y un juego de maletas a juego con el coche, también hecho por Versace. Para complementar esta edición se diseñaron accesorios especiales, como un pañuelo y unos zapatos para conducir, ambos de Versace.

Fuente: Lamborghini

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • Lamborghini
  • Lamborghini Murciélago
  • superdeportivo