Este deportivo biplaza, digno sucesor del Diablo, lleva la impronta de Lamborghini en cada elemento de su exquisito diseño. Nacido en 2002 como resultado de la evolución de su predecesor, el Murciélago incorpora novedades a nivel estructural, mecánico, seguridad y equipamiento. A primera vista, su diseño es radicalmente distinto al del Diablo, hecho que le convierte en un modelo totalmente renovado.

Lamborghini Murciélago LP 670-4 SV
Lamborghini Murciélago LP 670-4 SV

Como detalle curioso, su nombre le sirvió para protagonizar la última película de Batman, The Dark Knight, que se estrenó en julio de 2008. No en vano, el murciélago goza de unas insuperables características técnicas y estéticas. Con un motor de 670 CV y 8.000 r.p.m., este ingenio sobre ruedas puede alcanzar una velocidad máxima de 342 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km en 3,2 segundos. Todo una máquina concebida para la velocidad.

Este modelo es el primero de la firma que incorpora caja de cambios automática de seis marchas, posee, además, tracción total con un acoplador central viscoso, y cuenta con un sistema de control de tracción (TCS) que permite reducir la potencia en situaciones límite durante la conducción o de pérdida de adherencia, hasta el punto de cortar la inyección.

Utiliza un sistema de refrigeración del motor VACS (Variable Air-flow Cooling System) que consta de dos tomas de aire laterales, situadas en la parte posterior de las ventanas, en forma de aletas. Estas se pueden regular de forma manual o automática, mediante un sistema electrónico PMC que, además de estas, controla otras funciones del vehículo.

El murciélago tiene una estructura tubular en acero de alta resistencia y cuenta con un refuerzo de planchas de acero y fibra de carbono. Material, este último, utilizado para la fabricación de la carrocería, a excepción del techo y las puertas, lo que le confiere una reducción de peso más que notable.

Fotos

Ver galeria (3 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta