El Ministerio de Industria, Energía y Turismo dedicará 10 millones de euros a incentivar la compra de coches eléctricos durante 2014, con lo que mantiene la dotación incluida en los presupuestos del ejercicio 2013.

La medida fue anunciada por el secretario general de Industria y pymes, Luis Valero, ante la Comisión de Industria del Congreso. Durante su comparecencia, Valero anunció además que su departamento trasladará la gestión de las subvenciones al coche eléctrico al Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), con el objetivo de que este organismo, que ya se hace cargo del Plan PIVE (en estos momentos continúa vigente el Plan PIVE 3) de fomento del vehículo eficiente o de la promoción de postes de recarga, concentre ambos incentivos.

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2014 hará compatibles estas ayudas al coche eléctrico con el plan de competitividad específico para la industria del automóvil, cuyo objetivo será apoyar a la industria manufacturera, financiar planes de inversión en empresas ya existentes y dar prioridad a inversiones que fortalezcan la capacidad industrial de tecnologías clave.

En este sentido, ya habíamos hablado de las mejoras de las líneas férreas, que conectarán fábricas con puertos, para mejorar la competitividad. No es un  asunto baladí. Sobran fábricas de coches en el viejo contienente debido a la que hay un excedente de producción. Solamente se mantendrán aquellas plantas competitivas, cuya producción se destine, principalmente, a la exportación.

Según el portavoz del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el mantenimiento de las ayudas al coche eléctrico tiene como objetivo no solo promover la fabricación de automóviles y el desarrollo de la industria auxiliar, sino también desarrollar nuevo negocios, entre ellos la gestión de cargas y nuevos modelos de suministro y uso de baterías.

Fuente: IDAE

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta