Desde hace tiempo se venía hablando de la situación económica de Aston Martin y de la posible entrada de nuevos accionistas para mejorar la situación. Ahora ya se ha hecho oficial que Lawrence Stroll consigue un 16,7 % de la compañía de Gaydon tras hacer una inversión de 182 millones de libras (unos 216 millones de euros al cambio). El consorcio perteneciente al multimillonario canadiense también es copropietario del equipo de Fórmula 1 Racing Point.

Este acuerdo, que ya ha sido aprobado por la Bolsa de Londres, también viene acompañado por una importante inyección de capital adicional. Lawrence Stroll aportará otros 318 millones de libras (unos 377 millones de euros) a Aston Martin, por lo que parece que quedan solventados todos los problemas de liquidez que pudieran tener los británicos. Otro posible candidato a la entrada en el accionariado del fabricante, que al final se quedó en el camino, fue el conglomerado chino Geely.

Con esta importante inyección de capital se contribuirá a afrontar el aumento de producción que supondrá la llegada del Aston Martin DBX y también a asegurar que se cumplen los planes de futuro de Aston Martin. También habrá cambios a nivel organizativo, pues Lawrance Stroll pasará a ser el presidente de la compañía, sustituyendo a Penny Hughes. El consorcio también tiene derecho a nombrar un segundo miembro en la junta, mientras que Andy Palmer seguirá siendo el CEO de la marca.

El plan de negocios ha sido revisado y se anuncia una reducción en los costes operativos. Otra de las medidas importantes que se llevará a cabo será el retraso del lanzamiento de la submarca Lagonda hasta 2025. En principio los lujosos eléctricos llegarían a partir de 2022, pero finalmente tendrán que esperar un poco más. Por otro lado, el acuerdo con Red Bull Advanced Technologies se mantendrá al menos hasta que se entregue la producción del Aston Martin Valkyrie y también se sigue apostando por el desarrollo del nuevo motor V6 híbrido.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta