“Obsceno, provocador, genial, excesivo …” .
Amado y odiado a partes iguales, lo que definitivamente no hace el presentador de The Grand Tour es dejar indiferente a nadie.

Desde que empezó en la BBC con Top Gear, se convirtió rápidamente en uno de los presentadores mejor pagados de la corporación audiovisual británica. Y es que con su característico sarcasmo y humor ácido, se ganó rápidamente la atracción de millones de espectadores de todo el mundo.

Así pues, con un patrimonio estimado que podría rondar los 37 millones de libras, ha ido satisfaciendo su pasión por los coches con una colección bastante interesante, y con alguna sorpresa.

Lamborghini Gallardo Spyder

En un episodio de Top Gear del año 2006, Clarkson tuvo la oportunidad de probar un Lamborghini Gallardo Spyder. Quedó tan maravillado por la máquina de Sant´Agata Bolognese, que poco después se haría con uno para él.

Años después, en 2011, el presentador pondría su Gallardo a la venta tras conducir unos 31.000 kms. ¿El precio de venta? 105.800 €.

Mercedes-Benz 600 Grosser

Personalidades como Coco Chanel, Fidel Castro o Pablo Escobar, también cayeron en su día rendidos ante la majestuosidad de este clásico.

Con unos costes de producción desorbitados, el 600 fue una manifestación por todo lo alto de la majestuosidad de Mercedes. Y es que en palabras del propio Clarkson, a pesar de su complicada mecánica, es uno de los coches más espectaculares que puedes conducir en tu vida.

Range Rover TDV8 Vogue SE

Para Clarkson, los Range Rover son simplemente los mejores coches del mundo. Tal es su predilección, que aparte de haber tenido varios en su colección, exige por contrato que sea transportado en uno cuando esté trabajando.

Con todo el equipamiento extra que puedas imaginar, Jeremy optó por la versión diésel V8 del Range Rover.

Volvo XC90

Clarkson, que pese a todo, es un hombre de familia, ha tenido hasta tres versiones distintas del XC90. Un coche que admira por su comodidad y especialmente por su avanzado y sofisticado sistema de seguridad. “El coche se vuelve histérico si piensa que estás a punto de llevarte por encima una rosa del suelo”, afirmaba de manera jocosa el presentador en una prueba del Volvo.

Alfa Romeo GTV6

El GTV6 no es ni de lejos uno de los mejores coches lanzado por la marca. Sin embargo, sería injusto ignorar su encanto.

Con un motor V6 y unas lineas interesantes, desde la propia marca afirmaron que su desarrollo supondría echarle un pulso a la mismísima Ferrari.

Si bien esto último, visto en perspectiva, podría ser una afirmación muy exagerada. Lo cierto es que fue un coche bastante disruptivo en su momento. Algo que seguramente acabó cautivando a Clarkson.

Ford GT (2006)

Clarkson tuvo una relación de amor/odio con su Ford GT adquirido en 2006. Y es que apenas hizo unos 100 kilómetros antes de ponerlo en subasta.

Por lo visto tenía continuos problemas técnicos de los que destacaba los fallos en la alarma. La cual se disparaba incluso cuando el coche estaba aparcado plácidamente en el garaje.

BMW 3.0 CSL

Un mito de la marca, el CSL no sólo tenía la apariencia de ser un coche potente,sino que también lo podía demostrar sobre el asfalto.

Y es que su motor de 206 CV con 6 cilindros en línea, alcanzaba una velocidad máxima de 220 km/h. Cifra que para los estándares de los setenta, era bastante espectacular.

Ford Escort RS Cosworth

Nacido para competir, el Ford Escort RS Cosworth, es a día de hoy una pieza de coleccionismo, cuyo valor en subastas ha llegado a sobrepasar los 100.000 euros.

Algo que también se explica por las escasas unidades producidas por la marca. Una de ellas en posesión de Clarkson.

Si bien estos son algunos de los coches más significativos que se encuentran, o han estado en el garaje de Jeremy Clarkson. Cabe hacer mención también a otros coches del presentador británico como el Ferrari F355, el Aston Martin Virage o el Lotus Elise 111S, entre muchos otros. Y es que en su vasta colección, hay incluso plaza para un Scirocco 2.0 TDI, uno de sus primeros coches.

Vía: Drivetribe

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta