Pablo Escobar, aparte de ser el narco más famoso, temido y sanguinario del mundo, era un declarado aficionado de los coches (y las motos). Y es que el que fuese líder del cártel de Medellín, fue acumulando una importante colección de vehículos adquiridos a través de su inabarcable riqueza procedente de su imperio de la droga y el mal.

Llegando a participar en competiciones automovilísticas como la Copa Renault 4 del 79 en Bogotá. Que como el nombre de la propia indica, lo hizo al volante de su R4, Escobar además de este, tuvo en su posesión coches muy interesantes:

Porsche 356

Uno de los mejores Porsche jamás fabricado por la marca, aunque escaso de potencia, tiene credenciales suficientes para colarse también en las listas de los coches más bellos jamás fabricados. Un clásico que acabó encadilando al narco.

Mercedes 300 SL Roadster

Todo un pionero. Tanto en diseño como en mecánica, el 300 SL y su versión roadster, marcaron un punto de inflexión en la historia del automóvil ante tal obra de arte de la ingeniería.

Es tan cotizado, que su precio en subastas llega y sobrepasa fácilmente el millón de euros.

Cadillac de los años 30

Habían rumores que decían que Escobar adquirió este coche para recordar los años de Al Capone. Hay otros que incluso decían que era el mismo del mafioso italoamericano.
Los más cercanos con Escobar acabaron relatando años después, que el propio narco obligó a disparar contra el coche para llenarlo de agujeros de balas. Un recuerdo de una época de gángsters que parecía atraer a Escobar.

Mercedes-Benz 600

Uno de los coches más lujosos de su época, llevó en su interior a figuras clave del siglo XX que iban desde Elvis Presley al Papa Pablo VI y de John Lennon a Fidel Castro.

Espacioso y ultra cómodo, equipaba un motor de 250 CV que resultó ser uno de los más espectaculares fabricados por la marca en las primeras décadas de la posguerra.

Wartburg

Se dice que este fue el primer coche que se compró Pablo Escobar con el dinero de sus primeros “negocios”.

Wartburg por su parte, fue una marca de automóviles procedente de Alemania del Este. Equipando desde 1950, todos sus coches un motor de dos tiempos y tres cilindros.

Toyota Land Cruiser

El Land Cruiser en Colombia se acabó ganando el sobrenombre de “NarcoToyota”. Algo motivado por el hecho de ser el predilecto de muchos cárteles colombianos gracias a su excelente comportamiento en terrenos complicados.

Via: Motor1

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta