Logo de Noticias Coches
contaminacion_plan2000e
Pablo Maza

Los diésel contaminan más de lo que dicen

Uno de los vehículos que realizó la medición

Según un estudio realizado por el Ministerio de Medio Ambiente, los fabricantes de automóviles diésel no son del todo sinceros.

Durante meses los técnicos del Ministerio han medido las emisiones deCO2 de una docena de estos vehículos y la conclusión principal es que en alguna ocasión, emiten hasta el doble del dióxido de carbono del que indica el fabricante.

Hasta 500 gramos de óxido de nitrógeno por kilómetro frente al límite de los 250 gramos para homologar un turismo, y hasta 40 gramos por kilómetro de partículas en suspensión frente a los 25 gramos que permite la legislación vigente.

El estudio, que lleva tres años en marcha y cuenta con un presupuesto de 300.000 euros, pretende diagnosticar las emisiones reales de los coches en las carreteras, con el objetivo de tener datos fiables más allá de los declarados por las firmas automovilísticas.

La razón de este baile de cifras, aseguran desde el Ministerio, es que las pruebas que las marcas realizan para los vehículos diésel se realizan en el norte de Europa, donde existe una orografía y una conciencia ecológica del conductor muy diferentes de las españolas, por lo que los datos no pueden ser extrapolables. Si a eso añadimos que el pasado en España hasta un 70% de las ventas son de coches diésel, no es extraño que las ciudades registren récords de contaminación.

Según el estudio, en las horas punta, un vehículo diesel emite un 144% más de partículas por kilómetro que en otro momento normal del día y en carreteras más despejadas, un conductor agresivo emite un 166% más que otro que practica una conducción más cívica.

Pese a todo existen posibles soluciones y es que aunque los filtros de los coches diesel más modernos atrapan hasta un 99% de las partículas sólidas, el problema ahora está fijado en las partículas de nanómetros, que afectan seriamente a la salud y que debido a su ínfimo tamaño escapan a los filtros convencionales.

Sabiendo esto, quizá sea un buen momento para que los conductores opten por un modelo de gasolina, sobre todo ahora que los precios de estas motorizaciones ha bajado considerablemente.

Vía: Público

  • contaminación
  • diésel
  • Ecología