Convencido el que escribe de que es la solución más efectiva y que más tarde o más temprano se convertirá casi en una obligación, las cifras de expansión del vehículo eléctrico en nuestro país es preocupantemente baja. Según ha revelado la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Gamvam), las matriculaciones de coches eléctriccos en España se situaron en 197 unidades en los nueve primeros meses de 2011, muy lejos de las 12.000 previstas por el Plan de Acción del Vehículo Eléctrico, puesto en marcha por el Gobierno y que parece no ha convencido a los usuarios.

Para Gamvam es un reflejo del escaso interés de los españoles por el vehículo electrico, a diferencia de los híbridos, que han visto aumentar sus ventas en un 26,9% hasta las 6.783 unidades. La Asociación que reconoce “el innegable potencial del futuro del vehículo eléctrico” ha aprovechado la ocasión para volver a solicitar al Gobierno la puesta en marcha de medidas efectivas “para solucionar problemas más inmediatos, “como la crisis del mercado o el envejecimiento del parqué, antes que alentar una demanda artificial hacia una tecnología que todavía deberá salvar muchos obstáculos antes de convertirse en una opción de compra masiva”.

A este respecto, indica que los 72 millones de euros con los que está dotado el plan de ayudas al eléctrico, hubieran sido suficientes para cubrir la aportación del Gobierno central a la compra de hasta 144.000 turismos bajo un hipotético nuevo plan de ayudas basado en el achatarramiento, equivalente al antiguo 2000E.

Según las estimaciones de Ganvam, de continuar la tendenca, el plan de ayuda al vehículo eléctrico solo podrá invertir el 1,4% de los fondos totales establecidos.

En cuanto a las motos y los ciclomotores eléctricos el 2011 cerrará con unas cifras de matriculación en torno al millar, una buena noticia ya que se supone duplicar las ventas con respecto a 2010.

Vía: La Información

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta