Hace ya tiempo hablábamos de los planes de futuro de Lotus, que incluían un SUV y dos deportivos en los próximos años. Cobraba importancia porque serían los primeros ejemplares que vieran la luz bajo el amparo de Geely, el máximo accionista chino de Lotus. Aunque el primer modelo será un deportivo totalmente nuevo que verá la luz en 2020. Parece que se sumará a la gama ya formada por los Elise, Exige y Evora justo antes de que vayan llegando sus nuevas generaciones.

El nuevo ejemplar, del que todavía se desconoce el nombre, actuará como enlace entre la gama actual y la que llegará en un futuro. Todo apunta a que los recambios de los modelos que ya conocemos de Lotus empezarán a salir dentro de unos tres o cuatro años. Lo que queda claro es que se está trabajando en una nueva plataforma que será mucho más avanzada y quedará preparada para introducir la electrificación.

Lo que se ha dicho del nuevo modelo es que mantendrá el comportamiento dinámico de Lotus y que además será más utilizable gracias a una mayor habitabilidad, ergonomía y tecnología multimedia. Por lo tanto se podría esperar que utilizasen la plataforma del actual Evora por última vez antes de la llegada de la nueva arquitectura. También podría ser el último en montar un motor de combustión tradicional como se ha hecho hasta el momento.

Los planes de futuro de Lotus hablan de una gama electrificada, aunque todavía no se ha detallado en qué formato. En este aspecto ayudaría mucho la pertenencia a un gigante como Geely, algo que también les ha beneficiado en otros campos como la ingeniería o la producción. De esta forma también se mejorará la rentabilidad de la marca a largo plazo. Esperaremos más detalles sobre el nuevo deportivo y más adelante sobre el SUV y sobre un posible superdeportivo de producción limitada.

Fuente: Autocar

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta