La crisis desatada por el coronavirus está afectando a toda la industria y la de la automoción no ha podido librarse. Tanto es así que muchos fabricantes están teniendo que apretarse el cinturón y estudiar medidas para salir a flote. Ahora el conglomerado indio Mahindra & Mahindra anuncia que dejará de invertir en SsangYong con el objetivo de ahorrar en esta situación tan difícil. Es una noticia bastante negativa para la marca surcoreana que pasaba por uno de sus mejores momentos.

En 2016 se anunció una inversión de 770 millones de euros de Mahindra en SsangYong para conseguir aumentar su producción hasta los 300.000 vehículos al año. Hace unos meses se sumó otra inversión de 423 millones de euros para conseguir la rentabilidad de la marca coreana para el año 2022. Ahora Mahindra afirma no poder inyectar capital en SsangYong debido a la crisis del coronavirus, que ha hecho que sus ventas caigan en marzo un 88 % en India.

No hay que olvidar que Mahindra es el principal socio capitalista de SsangYong con una participación del 74,65 % adquirida en el año 2011, dato clave para entender la importancia de este anuncio. También animaban a que encontrasen fuentes de financiación alternativas para continuar con todos los proyectos que tienen entre manos. En los próximos meses intentarían realizar una inyección de capital para que SsangYong pueda seguir operando con normalidad mientras buscan esa financiación.

No sabemos cómo terminará la situación, pero SsangYong se encontraba en un momento clave. La electrificación estaba a punto de llegar a través del SsangYong E100, su primer modelo eléctrico que compartiría plataforma con el Korando y que llegaría al mercado en 2021. Con las mismas especificaciones que el prototipo SsangYong e-SIV Concept, estaba llamado a ser un cambio de paradigma, pero ahora no sabemos si tendrá que retrasarse su lanzamiento. Tendremos que esperar para ver cómo termina.

Fuente: Automotive News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta