Cada vez es más frecuente ver nuevos inventos que pretenden hacerle la competencia a los coches, como por ejemplo el Skytran. Pero en este caso del que nos ocupa, las personas podrán volar sin tener que echar mano de un avión, a lo James Bond.

Pues bien, la empresa neozelandesa Martin Aircraft Company, nacida en el 2004, está trabajando en un prototipo que esperan poder empezar a comercializar en poco más de dos años. De hecho, la Aviación Civil de Nueva Zelanda les ha dado el ok tras haber realizado un exitoso ensayo en 2011 a más de 1.500 metros de altura.

Este novedoso invento se compone de un motor de gasolina, especialmente diseñado, que es el encargado de accionar los ventiladores dobles que producen el empuje suficiente para levantar el vuelo. Los motores a reacción Jetpack pueden alcanzar una altura de hasta 8.000 metros y viajar a 72 km/h. Además, está integrado por una estructura de fibra de carbono con dos cilindros (uno a cada lado) que sirven de alojamiento a los ventiladores.  En caso de emergencia, el piloto cuenta además con un paracaídas.

Martin Jetpack 1

A diferencia de los jetpacks o rocket belts del pasado, que solían utilizar peróxido de carbono, el prototipo en el que Glenn Martin ha estado trabajando durante más de 30 años, se vale de un potente sistema de propulsión mediante ventiladores. Su ruido es el límite de un vehículo, 90 decibelios.

En cuanto a su uso, este equipo solo puede ser utilizado durante el día o en condiciones de lluvia ligera. Además, según el portal oficial del Martin Jetpack, la máquina de vuelo puede despegar en espacios pequeños y es fácil de instalar en cualquier sitio.

Para el que lo desee, se ha abierto la lista de espera para aquellos primeros interesados en adquirir su Martin Jetpack por una cifra que se estima ronde los 150.000 dólares (unos 112.000 euros). Cabe destacar que hasta la fecha ya existen unos 30 personas que han entregado el dinero para convertirse en los dueños de tan inusual transporte.

Si queréis disfrutar de este apasionante invento, solo tenéis que verlo aquí abajo.


Fuente: TICBeat
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

1 COMENTARIO

  1. De locos vamos. ¿A alguien se le ha ocurrido pensar el ruido que supondría miles de estos trastos revoloteando sobre nuestras cabezas y con el riesgo añadido de que te caigan encima?.
    ¿Y el consumo que? , ¿me lo llevo puesto a donde vaya o lo aparco?. Como juguetito no esta mal pero nada práctico ni deseable.

Deja una respuesta