El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha declarado que la DGT está estudiando aumentar la diferencia entre los límites de velocidad de las carreteras. Esta medida podría motivar el aumento del límite de velocidad en las autovías, su bajada en las carreteras secundarias o ambas medidas.

Las declaraciones del ministro sobre el posible cambio en los límites de velocidad de las autovías y carreteras secundarias ha tenido lugar durante la presentación de la campaña de la DGT contra el consumo de drogas al volante.

El objetivo de la Dirección General de Tráfico es que la diferencia de la velocidad máxima entre carreteras secundarias y autovías no sea tan estrecho. En virtud de esto, las medidas adoptadas podrían ser tres: aumentar el límite de velocidad en las autovías, bajarlo en las carreteras secundarias (ya se habló de esto hace unos meses) o ambas.

Al respecto del posible aumento del límite de velocidad en autovía, Fernández Díaz ha afirmado que “no parece razonable” que en las carreteras secundarias, las más peligrosas, se pueda circular hasta a 100 kilómetros por hora, mientras que en una autovía, que cuenta con más medidas de seguridad, la velocidad máxima sea solo de 120 kilómetros por hora. “Lo que puedo asegurar es que no se va a incrementar la velocidad máxima en las carreteras secundarias”, ha asegurado.

El ministro ha reconocido, además, que existe un “debate social” entre incrementar los límites de velocidad, cuestión que se ha mostrado abierto a estudiar en diferentes ocasiones, y bajarlos. La posiblidad de subir el límite de velocidad a 120 km/h ya se planteó en marzo, aunque Fernández Díaz advirtió que antes habría que analizar su impacto medioambiental. Asimismo, aseguró que un ligero incremento de la velocidad máxima de autovías y autopistas no tendría “tanta incidencia en las cifras de siniestralidad”, ya que el 75% de los accidentes mortales se producen en carreteras secundarias.

De lo que no cabe duda es que, tras la medida transitoria del límite de 110 km/h en autovía, que suscitó un intenso debate sobre si realmente ahorraba combustible, una propuesta  de aumento del límite de velocidad… ¿generaría tanta controversia o será bien aceptada?  

Fuente: EFE
(NOTA): La foto es en una autovía francesa.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta