Mientras hay algunas marcas que están realizando una fuerte apuesta por el coche eléctrico, hay otras que piensan que podría haber otro camino. Mazda es una de las grandes defensoras de la gasolina y lo demuestran constantemente, como ya vimos cuando presentaron su plan de desarrollo a largo plazo. El último objetivo de los japoneses es el de hacer un motor de gasolina tan limpio como un eléctrico, se llama Skyactiv-3.

Para entender esta afirmación hay que tener en cuenta que los eléctricos no tienen emisiones de CO2 mientras funcionan, pero Mazda también tiene en cuenta el proceso y la contaminación surgida al conseguir esa electricidad. Haciendo un repaso a la tecnología de la marca, en 2011 llegó el Skyactiv-G, el próximo año debutará la segunda generación, el Skyactiv-X, que podría debutar en la nueva generación de Mazda 3.

La principal novedad del Skyactiv-X es que se trata del primer motor de gasolina de encendido por compresión, lo que podría conseguir que fuera un 20-30% más eficiente a la vez que genera entre un 10 y un 30% más de potencia. Mientras tanto, se seguirá trabajando en la tercera generación de motores, los Skyactiv-3. Su nivel de eficiencia térmica alcanzará nuevos niveles, pasando del 27 % de los actuales a un impresionante 56 %.

Mazda pretende lograr unos consumos mejores que un diésel, pero sin el problema de las emisiones. De hecho, se espera que los nuevos Skyactiv-3 tengan unas emisiones de CO2 un 25 % menores que los actuales. Logrando eso es cuando conseguirían situarse al nivel de los eléctricos en cuanto a ‘limpieza’ medioambiental. Todavía no hay fecha para la tercera generación de motores, todavía tendrán que llegar los Skyactiv-X y demostrar de lo que son capaces.

Fuente – Automotive News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta