El nuevo coche eléctrico de Mazda, que será desarrollado sobre la base del modelo compacto Mazda2 (Demio en Japón), está previsto que sea capaz de recorrer hasta 200 kilómetros sin tener que parar a recargar sus baterías. La firma indicó que los principales clientes de este contrato de leasing serán los gobiernos locales y las flotas.

La incursión de Mazda en el segmento de los vehículos eléctricos se centra en la realización de desarrollos adecuados para los clientes que recorran, fundamentalmente, trayectos cortos en ciudad. El fabricante japonés, con sede en Hiroshima, a través del programa de alquiler antes mencionado, espera obtener información muy valiosa acerca de los requisitos de uso y de los requerimientos de las tecnologías eléctricas en estas circunstancias.

Estará basado en el Mazda2 (Demio en Japón)
Estará basado en el Mazda2 (Demio en Japón)

La experiencia adquirida con estas investigaciones se utilizará también para mejorar las tecnologías de base de la marca, concretamente el desarrollo de motores y transmisiones más eficientes y la reducción del peso de los vehículos. Será a partir de entonces cuando Mazda procederá a introducir progresivamente dispositivos eléctricos, como son los frenos regenerativos y los sistemas híbridos.

Todo ello acabará llegando en algún momento a los modelos convencionales, que también se beneficiarán de las tecnologías denominadas por el constructor japonés como SKYACTIV, como ya anunciaron en el Salón del Automóvil de Tokio del año 2009, y que saldrán a la venta a lo largo de este año.

Por ahora, la compañía nipona cree que en el futuro más cercano seguirán siendo los motores de combustión interna los que lleven el peso mayoritario en la producción de automóviles, pero en el largo plazo, los clientes pueden esperar encontrar un desarrollo cada vez más extendido de las tecnologías más respetuosas con el medio ambiente instaladas en los modelos de Mazda.

No obstante debemos decir que en un ambiente tan competido, como el del mercado de los vehículos eléctricos, serán con toda probabilidad los que lideren estas investigaciones los que se lleven “el gato al agua” en lo que a las ventas se refiere. Y parece ser que a Mazda le queda aún un buen trecho por recorrer.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta