Proteger los órganos vitales después de una operación quirúrgica requiere de un cuidado extremo.
Es por ello, que cualquier impacto durante esa fase puede ser fatal. Con ello en mente, el equipo de ingenieros de McLaren, ha desarrollado un escudo de fibra de carbono hecho a partir de componentes de sus Fórmula 1, en particular, de los que saldrán la próxima temporada.

Su utilidad, está orientada a un uso cotidiano con el fin de mejorar la vida de los pacientes y así paliar la sensibilidad evitando fuertes dolores y molestias.

Entre los materiales que componen el escudo, destacan las fibras Dyneema, que conjuntamente con el sistema de capas de resina es capaz de absorber fuertes impactos sin que ello resulte en una alteración en la estructura del escudo.

El proyecto, que ha sido desarrollado por Mclaren Applied Technologies, tiene la premisa de ofrecer una estructura completamente personalizada a las necesidades del cliente.

De esta manera, y escaneando previamente el cuerpo del cliente, se diseña el escudo con el fin de distribuir un posible impacto sobre zonas ajenas a aquella donde se ha realizado la cirugía.

Cabe señalar, que el proyecto nació a partir de la petición de un cliente secreto, de los que las lenguas insinúan que podría tratarse del mismísimo Mansour Ojjeh, el dueño de McLaren. Una suposición que tiene como base el transplante del pulmón al que fue sometido hace varios años.

Fuente: Yanko Design

1 COMENTARIO

Deja una respuesta