Ian Callum volvía a ser noticia recientemente por dejar su cargo de director de diseño de Jaguar después de dos décadas ocupándolo. Este británico nacido en 1954 es toda una personalidad en el mundo del motor y nosotros no dudamos en incluirlo en la lista de diseñadores más influyentes de todos los tiempos. Ahora que parece que Callum se quedará únicamente como consultor nos parece buen momento para hacer un repaso a los 7 mejores diseños que ha realizado durante su prolífica carrera.

Ford RS 200

Aunque con 14 años Ian Callum ya soñaba con diseñar coches para Jaguar (e incluso se lo hizo saber), cuando terminó sus estudios comenzó su carrera en Ford en 1979. Aunque trabajó en algunos componentes de modelos superventas como el Fiesta o el Mondeo, pero el que nos cautivó fue el Ford RS 200. Se trata de la versión de calle para homologar un Grupo B, así que se trata de un ejemplar que destaca por su deportividad y por su exclusividad (apenas 200 unidades).

Ford Escort RS Cosworth

Siguiendo en Ford y también tirando por la vertiente deportiva, Ian Callum también tuvo que ver con el lanzamiento del Ford Escort RS Cosworth. En este caso también hay una relación con la competición, pues éste era el ejemplar elegido para correr en el Grupo A. Aunque Callum trabajó en este coupé deportivo, lo cierto es que los responsables fueron Stephen Harper y Frank Stephenson, siendo el segundo quien optó por ese llamativo alerón que pasó a la historia.

Aston Martin DB7

Después de su etapa en Ford y Ghia, en 1990 Ian Callum cambiaba de destino. Toma responsabilidades en TWR Design junto a Tom Walkinshaw y empiezan a hacer cosas para otros fabricantes que requieren sus servicios. Con el Aston Martin DB7 salta a la fama y establece su propia identidad de diseño. Esa elegancia deportiva manifestada a través de la carrocería coupé le seguirá en los años consecutivos y le hará ganarse buenas críticas a nivel internacional.

Aston Martin Vanquish

Siguiendo en TWR Design también trabajó en el Aston Martin Vanquish de primera generación. Es considerado como uno de los más bellos de la historia de la marca británica y aplicaba las bases del DB7, pero redondeando algunas cualidades y ganando deportividad. Este ejemplar con motor V12 también consiguió mucha fama gracias a su aparición en las películas de James Bond. La denominación se recuperó en 2012, aunque rompiendo con el diseño anterior.

Nissan R390

Durante los años de TWR, fueron bastantes las marcas que solicitaron sus diseños. De esta forma podemos ver a Callum contribuyendo en algunos modelos de Volvo, Mazda o Nissan. Precisamente de esa última tenemos que destacar al Nissan R390, un vehículo de competición para correr en las 24 horas de Le Mans en la categoría GT1. De este ejemplar se haría también una versión de calle, aunque solamente se llegaron a hacer dos unidades.

Jaguar XK

En 1999 cambia por completo la carrera de Ian Callum. Ficha por Jaguar para sustituir al difunto Geoff Lawson, terminando de cumplir su sueño de la infancia. En esa época la marca británica era subsidiaria de Ford, igual que Aston Martin, por lo que se podría decir que el DB9 también tuvo genes de Callum aunque se atribuya a Henrik Fisker. En esos años crea actualizaciones de los S-Type, X-Type y XJ; aunque su primer modelo de nueva generación es el Jaguar XK. El coupé cuenta con sus líneas maestras y recuerda a sus diseños para Aston Martin.

Jaguar C-X75

En los años posteriores la revolución en Jaguar fue total y Callum fue su principal impulsor. Los modelos actuales de la marca como los XE, XF, F-Pace o I-Pace llevan su firma y han ayudado al desarrollo de Jaguar. Aunque de esta última década tenemos que quedarnos con el Jaguar C-X75, un prototipo muy revolucionario que nunca llegó a producirse pero que todavía es recordado gracias a su aparición en la película Spectre de James Bond.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta