El Mercedes Clase E Estate se renovó recientemente y se quiere posicionar como uno de los familiares de referencia. Y para conseguir ese cometido tenía que ir rellenando su parte alta de la gama con alguna que otra versión deportiva. Ahora el pináculo lo pone el Mercedes-AMG E 63 4Matic+ Estate 2020 que es la variante más potente y prestacional del modelo. No dejará a nadie indiferente por la contundencia de su motor y las cifras que arroja.

Como ya viene siendo tradición, utiliza el bloque más capaz de la marca de la estrella. Se trata de un V8 biturbo de 4.0 litros que también aparece en otros modelos de corte deportivo como los Mercedes-AMG GT. En este caso se puede escoger en dos niveles de potencia. Ya de serie entrega nada menos que 571 CV y 750 Nm de par. Para los que no sea suficiente, siempre queda la versión S que aumenta la potencia hasta los 612 CV y 850 Nm de par, una cifra más que considerable.

En cualquiera de los casos, la transmisión elegida por la marca es la automática AMG Speedshift MCT 9G y la potencia pasa a las cuatro ruedas mediante la tracción AMG Performance 4Matic+. La versión «normal» es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y su velocidad máxima está limitada. Sin embargo, los que opten por el Mercedes-AMG E 63 4Matic+ Estate S podrán hacer el 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y llegar hasta los 290 km/h de punta con el paquete AMG Driver.

Aunque ya no solo consiste en correr, sino también en hacerlo bien. Eso estará asegurado en este familiar gracias a un diferencial autoblocante con regulación electrónica en el eje trasero que permite mejorar la tracción. El Mercedes-AMG E 63 4Matic+ Estate también cuenta con sistema de frenos más capaz, con discos de 360 mm en ambos ejes (390 mm en el delantero en la versión S). Opcionalmente, además ofrece los frenos carbocerámicos de 402 mm. Por otro lado, cuenta con la dirección paramétrica AMG.

Otra cosa a tener en cuenta en este modelos son todos los programas disponibles para configurar la conducción. A través del AMG Dynamic Select se puede escoger entre Calzada resbaladiza, Comfort, Sport, Sport+, Individual y Race (de serie en el S). Adapta todo tipo de parámetros como la respuesta del motor, el cambio, el tren de rodaje o la dirección. A esto hay que sumar que el sistema de control de estabilidad AMG Dynamics es capaz de regular el ESP y la tracción en los niveles Basic, Advanced, Pro y Master.

A nivel estético destacan los paragolpes más prominentes o las tomas de aire de mayor tamaño, además de esa parrilla Panamericana con listones verticales. No pasan desapercibidas las llantas de 19 pulgadas que trae de serie y que pueden ser intercambiadas por otras de 20 pulgadas opcionalmente. Con el paquete AMG Night puede recibir una serie de detalles en negro, mientras que el paquete de fibra de carbono suma algunos añadidos de este material.

En el interior destaca la calidad y los elementos específicos. El Mercedes-AMG E 63 4Matic+ Estate monta unos asientos deportivos AMG tapizados en cuero napa, aunque opcionalmente se ofrecer los asientos AMG Performance. Otro elementos que destaca es el nuevo volante AMG Performance, que estrena diseño de radios dobles y controles táctiles. La tecnología sigue estando de la mano del sistema multimedia MBUX con su doble pantalla de 12,3 pulgadas y ahora suma algunos menús específicos en la versión deportiva. 

Galería de fotos:

Ver galeria (29 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta