Logo de Noticias Coches
Mercedes-AMG G 63 4×4² 2022 (1)
Luis Blázquez

Mercedes-AMG G 63 4×4², el último de su extravagante clase

Mercedes-AMG ha revelado las primeras fotos oficiales del nuevo G 63 4×4², que combina la distinción de la Clase G con una gran distancia al suelo y con el rendimiento de un motor V8 biturbo. La casa germana afirma que este es “último de su tipo”, probablemente porque su sucesor será completamente eléctrico. Eso lo hace aún más atractivo para aquellos clientes que estén interesados.

El G 63 4×4² es la última incorporación a la gama de gran altura después del G 63 AMG 6×6 de 2013, el G 500 4×4² de 2015 y el Mercedes-Maybach G 650 Landaulet de 2017. Hay que destacar que el último G 63 4×4² es el primero que se basa en en la segunda generación del todoterreno alemán. Su objetivo sigue siendo el mismo: es un vehículo que ha sido creado para conquistar cualquier terreno y no dejar indiferente a nadie.

Para dar vida al nuevo modelo, Mercedes-AMG ha dotado al Clase G de enormes ruedas de 22 pulgadas calzadas con neumáticos todoterreno de 325 milímetros de sección, luces LED montadas en el techo, 40 colores exteriores, incluido el Green Hell mate, y otros muchos detalles de fibra de carbono alrededor de su cuadrada carrocería, incluida la cubierta de la rueda de repuesto de tamaño completo. El cromo y los detalles en negro mate o brillante se utilizan en otras partes de la carrocería a modo de paquete opcional.

Sube a bordo y encontrarás más fibra de carbono, un display de inicio específico que abarca las pantallas del sistema multimedia y cuadro de instrumentos, iluminación ambiental, un espejo interior digital y un volante deportivo. Los asientos son de cuero napa acolchado con un patrón de diamantes y con costuras en contraste. La misma técnica se aplica a los paneles de las puertas y el salpicadero, con incrustaciones de microfibra Dinamica que se puede unir al carbono mate y a un suelo del maletero de madera.

La gran noticia está debajo del capó, donde encontramos el último V8 biturbo de 4.0 litros de AMG, con 585 CV y 850 Nm, igual que en el G 63 normal. Esta es una mejora significativa sobre el modelo anterior con sus 421 CV y 610 Nm. Mercedes no ha revelado las cifras de rendimiento, pero no esperes que sea un rival para un superdeportivo con esa aerodinámica de ladrillo, las enormes ruedas y el elevado peso. Tampoco creemos que sea económico a la hora de darle de beber, con una media homologada de 20,1 l/100 km.

Como era de esperar, el Mercedes-AMG G 63 4×4² es la vertiente más capaz de la Clase G actual, con unas credenciales todoterreno mejoradas en comparación con los modelos no “cuadrados”. La suspensión es independiente y cuenta con los ejes de portal característicos, con un ángulo de aproximación de 45 grados. La distancia al suelo ha sido aumentada a 351 milímetros y puede vadear ríos de hasta 910 mm de profundidad. Si bien son unas cifras impresionantes, son ligeramente peores que las del G 500 4×4².

Sin embargo, estamos seguros de que ninguno de los propietarios notará diferencia alguna, ya que es muy difícil acercarse a los límites de esta bestia todoterreno. Mercedes solo aceptará pedidos del nuevo G 63 4×4² por tiempo limitado no especificado. Y el hecho de que lo anuncie como el “último de su tipo” sugiere que será el último Clase G alimentado por gasolina. El precio no se ha anunciado, pero esperamos que sea igual de extravagante que el resto del coche, especialmente considerando su rareza e historia.

Fuente: Mercedes

Galería de fotos:

  • Mercedes
  • Mercedes AMG
  • Mercedes Clase G
  • todoterreno