Son muchos los proyectos de conversión y restauración de coches antiguos, pero muy pocos son como este.

Icon, empresa americana con sede en Los Ángeles, lo ha hecho de manera diferente. La firma ha adquirido un Mercury Coupe de 1949 de su propietario original del sur de California, y lo ha reconvertido en un vehículo eléctrico, preservando su aspecto exterior.

El programa Dereletic de Icon, escoge vehículos clásicos de casi cualquier época y los reinventa sin alterar la fachada exterior. En este proyecto, la firma americana ha preservado su aspecto envejecido, polvoriento y oxidado.

Icon ha desmontado por completo la zona interior del vehículo, sustituyendo en su totalidad todas las piezas de goma e insertando materiales y aislamientos insonorizantes. A estas modificaciones se le suma la introducción de los frenos Brembo.

Pero sin duda alguna, el cambio más significativo en este ejemplar es el tren motriz, totalmente eléctrico. Éste está diseñado de forma conjunta con Stealth EV, especialista en diseños de vehículos híbridos y eléctricos. Las dos compañías optaron por un proyecto de doble motor que aportan al Mercury Copupe cerca de 400 CV.

Respecto al paquete de baterías de 85 kW presenta una autonomía total de entre 241 y 322 kilómetros. Las baterías con las que cuenta este modelo han sido distribuidas alrededor de todo el vehículo para conseguir una mejor reparto del peso. El restaurado Mercury cuenta con dos enchufes de carga, uno de ellos situado debajo de la matrícula delantera y el otro de ellos detrás de la puerta de combustible.

En el interior de este histórico del motor, los trabajadores de Icon han seguido el mismo guión incluyendo nuevos equipos pero manteniendo su apariencia clásica. La tapicería ha sido restaurada con telas y cueros propios de la época.

El renovado Mercury de 1949 será expuesto en el Sema Show, la exposición de vehículos personalizados en el oeste de Estados Unidos desde 1962.

Fuente: Motorpasión

1 COMENTARIO

Deja una respuesta