Logo de Noticias Coches
Coche Luces Antiniebla
Luis Blázquez

Microsoft puede haber dado con la tecla para decir adiós a las luces antiniebla

Más allá de su atractivo estético, las luces antiniebla están diseñadas para aumentar la visibilidad en condiciones de niebla o polvo, pero el alcance extremadamente corto de su haz aún significa que, la mayoría de las veces, no mejoran mucho la visibilidad. Las que están orientadas hacia atrás son quizás más útiles, ya que pueden hacer que sea mucho más fácil detectar un vehículo precedente en condiciones de baja visibilidad. Pero para ver más allá, Microsoft ha presentado una nueva tecnología con base en la realidad aumentada (RA).

Presentada la patente ante la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO), el nuevo invento de Microsoft es descrito como unas “gafas de realidad aumentada con control predictivo del dispositivo externo basado en la entrada de eventos”. En términos más simples, la tecnología haría uso de la realidad aumentada al evaluar el entorno por delante del vehículo, procesar esas imágenes y luego mostrar una toma más perceptible para el conductor. En principio, se pueden usar las gafas AR dedicadas para poder visualizar esta reproducción de una imagen más clara.

Si bien el público en general no ha adoptado por completo las gafas de realidad aumentada (AR), eso no ha impedido que las empresas tecnológicas sueñen con nuevas formas de trabajar. La tecnología de realidad aumentada ya está siendo empleada por Panasonic para crear pantallas de visualización más efectivas, mientras que Mercedes-Benz usa un sistema similar en el último Clase S. Pero mientras que los sistemas de estos dos aún se basan en aclarar la vista hacia en el frente, el de Microsoft quiere mejorar esa vista para abordar las condiciones de baja visibilidad.

Sin embargo, destaca una imagen en particular. La Figura 12 muestra cómo las gafas pueden ver a través del polvo, la niebla y el humo al detectar lo que tienen delante. La patente describe la tecnología como un “sensor de imagen de silicio negro”, que también se utiliza para la tecnología de visión nocturna. El silicio negro, en teoría, verificaría lo que está fuera del rango de visión del conductor y detectaría cualquier obstáculo que esté en el camino. Eso se traduce en unas gafas que llenarían los espacios en blanco para que el espectador sepa lo que tiene por delante.

Si bien esto puede parecer un producto que se enfrentará a otras rivales como las Google Glass, un desarrollo reciente de Microsoft no da algunas pista de para qué quiere realmente la empresa utilizar esta tecnología. Como hemos mencionado unas líneas más arriba, las gafas son perfectas para los coches, algo que se refleja aún más cuando uno se entera de que Microsoft ha invertido 2.000 millones de dólares (unos 1.650 millones de euros) en los futuros vehículos autónomos de los fabricantes de coches junto con su servicio de computación en la nube (Microsoft Azure).

Como resultado, esto puede ser parte del impulso de la compañía estadounidense en la industria automotriz. Si no se usa en un vehículo autónomo para ayudarlo a ver en condiciones peligrosas, podría ser dada a los conductores o implementarse enuna pantalla de visualización frontal para ayudar al conductor de una forma un tanto más “tradicional”. Como tal, es posible que no solo veamos esta tecnología en un par de anteojos, pero habrá que esperar para ver si los coches del futuro usan esta tecnología. Si quieres conocer más, en la fuente están las 235 páginas de la patente.

Fuente: Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos

Galería de fotos:

  • conducción
  • Microsoft
  • seguridad
  • tecnología