Cada vez eran más los deportivos y todoterrenos de lujo que acumulaban polvo en los aeropuertos de Dubai y Abu Dhabi. La noticia empezó a dar la vueltas al mundo cuando se difundieron unas imágenes de un Ferrari Enzo (de edición limitada), abandonado en la tarminal de Dubai por un británico. Pero no

Ahora se acaba de descubrir qué ocurra. Para evitar penas de prisión por el dinero adeudado que no pueden devolver, muchos extranjeros huyen del país, dejando detrás incluso estos coches únicos. Las leyes por deuda son durísimas en los Emiratos, por lo que la gente prefiere huir antes que enfrentarse a ellas.

Las leyes “laicas” de Oriente Medio están muy influenciadas por la ley religiosa, la Sharia, en la que el no pagar una deuda equivale a una ofensa criminal. En los Emiratos la situación es incluso más cruda: no existen leyes de quiebra, por lo que no existe protección alguna para quien tiene deudas (ni siquiera para quien tiene un pequeño descubierto temporal).

No se trata de una exageración. Al parecer, ha habido casos de extranjeros que debieron abandonar los Emiratos después de haber sido incluidos en listas negras por el simple hecho falta un pago con tarjeta de crédito o un cheque sin fondos.

Pero la avalancha de coches de lujo abandonados (Bussiness Insider asegura que el año pasado aparecieron más de 3.000) hace pensar no es una táctica exclusiva de los extranjeros con problemas económicos. También hay muchos residentes que se ven empujados a hacerlo.

Un expatriado británico asegura a este medio que no solo los extranjeros hacen este acto irresponsable de abandonar coches de lujo huyendo de sus deudas: “Las secuelas de la crisis financiera mundial afectan a todos. Muchos pidieron préstamos para financiar grandes coches llamativos y equipararse con sus compañeros. Pero cuando la economía se desaceleró han caído en la deuda. Los extranjeros y los locales han sido capturados por igual”.

Los datos de coches recogidos por el Ayuntamiento de Abu Dhabi lo confirma: sus propietarios son extranjeros y de Emiratos Árabes Unidos. El principal inconveniente principal de estos coches abandonados es que ocupan espacios muy necesarios en los aparcamientos del aeropuerto.

En el lado positivo, muchos de estos coches de lujo son subastados por la policía a precios de ganga. Cuando se sospecha que uno de estos vehículos puede estar abandonado, los inspectores del gobierno local emiten un aviso de advertencia. Si el propietario no responde en 15 días, el coche es trasladado a un depósito de chatarra policía donde todavía se puede reclamar por un módico precio. Sin embargo, la mayoría de los vehículos incautados nunca se recuperan, así que cientos de vehículos se subastan cada año. Aunque la desaceleración económica mundial ha hecho mella en el crecimiento de los países del Golfo, los Emiratos Árabes Unidos sigue siendo una de las economías más fuertes de la región

¿Veremos dentro de poco en las webs de coches de segunda mano? Si son a buen precio, bienvenidos sean.

Vía: Bussinesinsider
Foto: cc Flickr octal

1 COMENTARIO

  1. que mediocre es la humanidad.hasta la sharia que deriva de la religion de ellos es hipocrita y mediocre.cuando lo que tiene que hacer todo el mundo es dejar de vivir del cuento y alegrarse de cobrar el mismo sueldo que el projimo.cuanta pobreza de espiritu y cuanto complejo de vivir sin conseguir nada. el ser humano lo gobierna su mente egoista que no le permite mirar mas alla de sus narices para ver que no tienen ni un fondo social para comer el que lo necesite.la gente ya no controla ni sus propias vidas ,che que bajo ha caido la humanidad.que no busquen culpables que es la propia humanidad que elige el sufrimiento y el infierno en sus vidas

Deja una respuesta