Logo de Noticias Coches
London Electric Cars MINI clasico – 9
Mario Nogales

Si tienes un MINI clásico, esta empresa te lo convierte en eléctrico

La estrictas normativas de emisiones y la electrificación periódica a la que estamos asistiendo en el mundo del motor van dejando algunas incógnitas difíciles de contestar. Una de ellas es lo que pasará con los coches clásicos, aquellas joyas atemporales hechas en un mundo diferente en el que no importaban los gramos de CO2 que emitiera una mecánica. Una posible solución para darles una segunda vida sería transformarlos en coches de «cero emisiones». Como la empresa de la que hablamos hoy, que convierte MINI clásicos en eléctricos.

London Electric Cars (LEC) es la empresa británica que no quiere que los modelos de la marca de Oxford que tengan más años se tengan que quedar en el garaje en un futuro. Por eso han trabajando en una transformación que resultase medianamente rentable y que fuera muy sostenible en todo su ciclo de vida. Inicialmente se ha hecho para la zona de bajas emisiones del centro de Londres, pero podría servir para lo que vamos a ver en otras muchos ciudades en todo el mundo en los próximos años.

La conversión del MINI clásico con London Electric Cars parte de 25.000 libras, unos 29.192 euros, y no incluye impuestos ni el vehículo donante. Se le instala una batería de 20 kWh que procede del Nissan Leaf para ofrecer una autonomía de entre 97 y 113 kilómetros. Aunque los clientes pueden pedir una capacidad mayor en función de sus necesidades. Lo que hacen es reciclar las celdas de la batería del Leaf para ofrecer una solución sostenible. Se pueden usar cargadores de Tipo 1 y Tipo 2, mientras que puede aceptar carga rápida opcionalmente.

En este caso se muestra la conversión de un Rover MINI de 1993, pero London Electric Cars está abierto a hacer trabajos de todo tipo. Está claro que es una salida bastante interesante para mantener a los clásicos en la carretera, al menos para aquellos usuarios que vivan en zonas con restricciones. La empresa británica lleva trabajando en ello desde 2017 y para llegar a ofrecer esta conversión del MINI han estado probando su sistema de propulsión durante más de 3.200 kilómetros. Además, a quien no tenga un vehículo donante para la transformación, también ofrecen el servicio de conseguírselo por un coste adicional.

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • coches eléctricos
  • MINI