Logo de Noticias Coches
MINI Electromod (7)
Luis Blázquez

MINI se embarca oficialmente en el negocio de los electromods

La creación de Alec Issigonis y la respuesta británica al coche del pueblo, el inimitable Mini se ha convertido en un icono cultural. El innovador urbano no solo llevó a miles de personas de a pie, sino que también fue muy exitoso como coche de carreras, especialmente en los rallies de Europa. Incluso apareció en la gran pantalla en The Italian Job (1969) o en The Bourne Identity (2002). Eso lo ha hecho increíblemente coleccionable y mejorable, y MINI quiere transformarlo a la era eléctrica haciendo un electromod.

Ya hemos vistos varias compañías que han hecho trabajos fenomenales, con alguna de ellas que lo ha reconvertido a coche eléctrico. Pero ahora no estamos hablando de un tercero, sino del propietario de la marca, BMW, quien ha sido la última en subirse al carro, proporcionando lo último en tecnología eléctrica para el intercambio de corazones mecánicos. Renombrados como MINI Recharge, estos pequeños y populares coches se están pasando al lado electrizante de la fuerza, ideales para usarlos en las grandes y restrictivas ciudades modernas.

Si bien algunos de los más acérrimos aficionados a los clásicos considerarán esto un sacrilegio, MINI señala que, si Issigonis tuviera la oportunidad de diseñar el Mini de esta década, sin duda sería eléctrico. “Después de todo, el modelo original presentado en 1959 se creó durante una crisis del petróleo y se basó en la idea de ahorrar combustible y transportar a cuatro ocupantes con su equipaje en el menor espacio posible”. Afortunadamente, desde Múnich ya han ideado cómo mantener de acuerdo tanto a los progresistas como a los conservadores.

Para preservar la originalidad tanto como sea posible, solo se realizan cambios reversibles en los vehículos, mientras que el cuidadoso manejo de todos los componentes garantiza que la herencia histórica del Mini permanezca intacta. De hecho, MINI marca y almacena cada motor original, en caso de que un futuro propietario quiera restaurarlo a su estado original. Con el fin de mantener la tradicional sensación de “go-kart” con una transmisión sin emisiones, la marca ha puesto mucho cariño en hacer que el conjunto no desmerezca en ningún aspecto.

El motor eléctrico produce, aproximadamente, 122 CV, proporcionando un tiempo de sprint de 0 a 100 km/h en unos nueve segundos, una cifra muy decente si lo comparamos con un Mini de combustión. La batería de alto voltaje se puede cargar con una potencia de hasta 6,6 kW, con una autonomía prevista de unos 160 kilómetros. Desafortunadamente, MINI no menciona en cuánto aumenta el peso, puesto que el punto más fuerte a nivel dinámico del Mini no era su propulsor, sino su ligereza (siempre inferior a 700 kg) y su gran puesta a punto.

Parte del encanto del Mini es su interior espartano, pero bien diseñado, repleto de magníficos indicadores. El estilo permanece, pero ahora muestra la temperatura de conducción, la marcha seleccionada, la autonomía y la velocidad. El resultado es que el “nuevo” MINI Recharge recibe una transmisión silenciosa con respuesta instantánea y la posibilidad de entrar en las zonas de cero o de bajas emisiones de muchas grandesciudades, que de otro modo serían inaccesibles con un motor de gasolina. Y con su tamaño de pulga, encima es súper fácil de aparcar.

Para el proyecto no se hacen coches nuevos, sino que se crean a partir unidades ya existentes. Esto permite que un Mini clásico comience una segunda vida más sostenible. En la actualidad, uno de cada cinco modelos nuevos de MINI es eléctrico, y ahora el Recharged permitirá que el amor por los veteranos de la marca se convierta en una experiencia que combine el pasado y el futuro. La conversión a medida del Mini primigenio se lleva a cabo de forma exclusiva en el Reino Unido, y desafortunadamente, la compañía no declara el precio de la conversión.

Para dotarlos de mayor exclusividad, cada coche reconvertido recibe un número individual que lo hace único. “La individualización también desempeña un papel vital en el MINI Recharged”, afirma Sebastian Beuchel, director de MINI Global Brand Management. “Siempre se han hecho modelos únicos del Mini original, incluyendo auténticas obras de arte. Por eso también se han previsto futuras colaboraciones en el marco del programa MINI Recharged, que permitirán a artistas de renombre expresar su creatividad con Mini especialmente diseñados”.

Fuente: MINI

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • coches eléctricos
  • MINI