Michael Delaney es el personaje que representaba Steve McQueen en la película “Le Mans”. Que se lance un vehículo con dicho nombre solamente puede significar un homenaje profundo hacia el mundo de la competición. Aunque MINI no haya sido precisamente un especialista en las 24 Horas de Le Mans, lo cierto es que si que ha tenido bastante presencia en otras competiciones y quieren recordarlo con el lanzamiento de este MINI Delaney.

Se trata de una edición limitada que quiere hacer un guiño a esos clásicos de las décadas de los 60 y 70. Este ejemplar toma como base al renovado MINI 3 puertas en su acabado Cooper S, aunque se suman unas cuantas novedades importantes. Para conseguir ese aspecto deportivo, el MINI Delaney incorpora el kit aerodinámico John Cooper Works, que consta de unos paragolpes más anchos con tomas de aire agrandadas gracias a los que consigue una personalidad más marcada.

Aunque lo realmente exclusivo de esta edición no es la carrocería de aspecto deportivo. El MINI Delaney recibe la pintura exterior Ice Blue, un color azul claro que cumple a la perfección la labor de emular a recordar a la competición. Para dar un toque de contraste en el exterior se incluyen las franjas del capó, las carcasas de los retrovisores y el spoiler trasero en el color naranja Solaris Orange. Otro detalle que no pasa desapercibido son las llantas de 18 pulgadas bitono.

En el interior del MINI Delaney también encontramos todo lo habitual de un John Cooper Works. Hablamos de unos asientos delanteros deportivos (que mantienen los reglajes manuales) o del volante deportivo con logotipo JCW y costuras en rojo haciendo contraste. Aunque lo que más llama la atención del habitáculo es la moldura numerada situada delante del copiloto. Ha sido impresa en 3D bajo el programa MINI Yours Customised y hará juego con una en el lateral exterior (aunque en esta unidad no había dado tiempo a ponerla).

No hay que olvidar que el MINI Delaney se trata de un tope de gama con un equipamiento de lo más completo. Además de todas las novedades de diseño de las que hemos hablado, también incorpora un buen número de componentes tecnológicos. Hablamos de los faros LED adaptativos, del sistema de navegación, MINI Connected, cámara de marcha atrás, sensores de aparcamiento, climatizador bizona, sensor de lluvia, control de crucero adaptativo o llamada de emergencia inteligente.

La parte negativa es que el MINI Delaney se trata de una edición limitada a 350 unidades a nivel mundial. Eso nos deja con que llegarán muy pocas unidades a nuestro país. En España apenas se comercializarán 35 unidades de este modelo (desde el 316 hasta el 350). Eso a su vez hace que tenga un precio del todo prohibitivo, al alcance de pocos bolsillos. El MINI Delaney parte de 42.500 euros para la versión manual y de 44.700 euros si se equipa la transmisión automática.

La marca ha considerado que esta edición tan especial no podía pasar desapercibida. Por eso le encargaron al popular artista del mundo del motor, Manu Campa, que obrara su magia y replicara este modelo en un lienzo. El resultado, como se puede apreciar en la imagen, fue del todo espectacular. El artista escogió el frontal pues le pareció la parte de coche que más personalidad tenía gracias a sus míticos faros redondos, las franjas sobre el capó o la toma de aire del JCW.

Galería de fotos:

Ver galeria (29 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta