Gordon Murray es uno de esos diseñadores de coches que han marcado época. Por eso nos alegró hace tiempo la noticia de que pondría en marcha su propia marca de automóviles y que lanzaría un superdeportivo que podríamos encuadrar como el verdadero sucesor del McLaren F1 que él mismo creó. Aunque también quiere estar presente en la movilidad del futuro y para eso ha creado Motiv, una plataforma de coche autónomo de lo más curiosa.

Se trata de una creación de la compañía Gordon Murray Design y ha contado con la ayuda de socios como Delta Motorsport e itMoves. Se asienta sobre el chasis iStream Superlight, un monocasco que en este caso tiene unas dimensiones muy compactas y espacio para un solo ocupante. Cuenta con una longitud de 2.537 mm, una anchura de 1.310 mm y una altura de 1.628 mm; por lo que se trata de una solución para las grandes ciudades.

Una de las claves es la practicidad, pues este Motiv también podría adaptarse para albergar a más ocupantes o para que entrase una silla de ruedas, siendo ideal para personas con movilidad reducida. También se contempla una versión puramente comercial con el interior diáfano y una capacidad de 1.100 litros. Se trata una plataforma que se ofrece a cualquier proveedor de movilidad, que podría estar lista para producción en un plazo de dos a cinco años instalando la tecnología de conducción autónoma pertinente.

Gracias al uso del chasis iStream Superlight consigue un peso de apenas 450 kg (sin contar baterías) y altos niveles de seguridad. Cuenta con llantas de 13 pulgadas y de su diseño lo que más llama la atención es la puerta tipo ala de gaviota para un cómodo acceso al habitáculo. En el interior contará con una pantalla de 24 pulgadas para que el usuario pueda tener acceso a todo tipo de soluciones multimedia, no hay que olvidar que es autónomo y que no tendrá que conducir.

Este Motiv de Gordon Murray se moverá con un motor eléctrico de 20 kW de potencia (27 CV). La batería cuenta con una capacidad de 17,3 kWh y gracias a ella podrá tener una autonomía de 100 kilómetros. Acepta carga rápida y podría recuperar del 20 al 80 % de la capacidad en 40 minutos. Otros datos relevantes de este pequeño autónomo urbano es su aceleración de 0 a 62 km/h en 5 segundos o su velocidad máxima limitada a 65 km/h.

Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta