El gobierno de la Generalitat de Cataluña ha dado un paso más hacia un futuro sostenible y ecológico. Se trata de la aprobación de un plan estratégico cuyo objetivo es incentivar el uso de automóviles eléctricos. El texto definitivo de la normativa fue aprobado el pasado día 2, y en el se describen 101 objetivos englobados en siete ejes estratégicos que contemplan en consumo enérgetico, la sostenibilidad, la reducción de emisiones o el cambio en los patrones de consumo.

Para ello, el Departamento de Medio Ambiente de la Generalitat ha previsto una inversión de 460 millones de euros hasta el 2012, de los que la propia Generalitat aportará 207.5 millones y el resto corresponderá a otras Administraciones y empresas privadas. Con estas cifras se pretende garantizar que en 2015 hayan 76.000 vehículos eléctricos en el parque móvil de Cataluña y 91.000 puntos de carga ( 83.600 privados y 7.600 públicos).

Entre otros puntos, el plan IVECAT persigue un ahorro de 234,6 millones de euros en consumo energético y 62,4 millones derivados de la importación de crudo, en cinco años. Consecuentemente, estas cifras se traducirán en una reducción de CO2 del 25,5%, ya que el plan contempla la implantación del 30% de vehículos eléctricos para el 2015.

Una de las medidas inmediatas que el Govern pretende aplicar, es la modificación de la normativa actual aportando incentivos para el consumo del coche eléctrico, descuentos en los peajes o habilitando el uso del carril Bus.

Según Francesc Baltasar, conseller de Medio Ambiente, con esta estrategia quedan abiertas las vías hacia un futuro coherente con el desarrollo económico sostenible y el desarrollo de las potencialidades económicas. La electrificación del sector automovilístico garantizará el derecho de todos los ciudadanos a vivir en un medio, ante todo, respetuoso con la salud y con el propio ecosistema.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta