Una de las estrellas del Salón de Detroit 2013 fue sin duda el Infiniti Q50, la berlina que sustituye al Infiniti G37 y que debería llegar a los mercados europeos en la segunda mitad del 2013. Es muy importante ya que es el primer paso de la completa renovación de la marca, iniciada el pasado año con el desplazamiento de su sede a Hong Kong. También que continúa ahora con la nueva nomenclatura de modelos. Todos sus nuevos lanzamientos incorporarán el prefijo Q, para las berlinas y descapotables, y QX, para los todoterrenos.

EL Q50 será la punta de lanza de la nueva era. La renovación es total. Y necesaria, ya que tendrá que batirse con rivales como el Audi A4 o el BMW Serie 3. No gusta mucho su imagen robusta y la línea dinámica, sin perder los detalles de lujo y deportividad que caracterizan a Infiniti. Basado el Essence Concept, por fuera lo primero que llama la atención es la nueva parrilla, enorme y que copia la del rediseño del FX 2013. En el frontal hay nuevos grupos ópticos delanteros y unas tiras LED que acompañan a los faros antiniebla.

Por ahora, la información disponible sobre motores del Q50 son específicos para el mercado de Estados Unidos. En América podrá elegirse con un propulsor 3.7 DOHC V6 que rinde 328 CV de potencia. No falta la versión híbrida, que un motor V6 gasolina de 3.5 litros con otro eléctrico de 50 kW para ofrecer 354 CV de potencia.

En ambos casos, se podrá elegir entre tracción trasera o a las cuatro ruedas Intelligent All Wheel Drive. La transmisión para ambos motores del Infiniti Q50 es una automática de 7 velocidades controlada electrónicamente, con opción de cambio manual.

En el interior del nuevo Q50 predomina la doble pantalla de la consola central, una más grande en la parte superior, destinada a la información y entretenimiento, y una más abajo para controlar el equipo de climatización y otros elementos del cerebro tecnológico del vehículo.

Dentro del apartado de novedades tecnológicas, el nuevo Q50 incorporará el Infiniti Direct Adaptative Steering, un sistema que permite un control avanzado del ángulo de las ruedas del vehículo y de giro, al transmitir los movimientos del volante más rápidamente que los sistemas mecánicos. En el Q50 ofrece cuatro tipos de ajustes para que el conductor pueda adaptarlo a su forma de conducir o a las condiciones de la vía por la que circula. Otra novedad es el Active Lane Control utiliza una cámara para detectar las líneas que separan los carriles y advertir al conductor si el vehículo se desvía de la trayectoria.

Fuente: Infiniti
Galería de fotos del nuevo Infiniti Q50:

Ver galeria (7 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta