Si hay una serie de modelos que atrae especialmente la atención de los aficionados y seguidores de la marca de la estrella, en estos últimos tiempos, es la que ha dado en denominarse “Black Series”. Hasta ahora solamente cuatro modelos podían lucir con orgullo tal nomenclatura (el SLK 55 AMG Black Series de 2006, el CLK 63 AMG Black Series de 2007, el SL 65 AMG Black Series de 2008 y el C 63 AMG Coupé Black Series de 2011). Pues bien ha llegado el momento de añadir un elemento más a este club tan restringido y quizá, con toda probabilidad, sea el más esperado, se trata del Mercedes-Benz SLS AMG Coupé Black Series.

Si ya la versión “de serie” del SLS AMG ofrece un potencial descomunal, no podemos ni imaginarnos cual será el que alcance sometido al tratamiento de mejora que ahora se nos muestra. Recordemos que el modelo de partida ofrece una potencia de nada menos que 571 CV a 6.800 rpm y un par máximo de 650Nm a 4.750 rpm, con lo que puede acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 3,8 segundos o alcanzar una velocidad máxima de 315 km/h (limitada electrónicamente).

El propulsor V8 de 6,3 litros ofrece 631 CV de potencia máxima
El propulsor V8 de 6,3 litros ofrece 631 CV de potencia máxima

Pero es que en ésta los datos son aun más impresionantes, ya que ahora se obtienen del motor V8 de 6,3 litros 631 CV de potencia máxima a 7.400 rpm y 635 Nm de par motor a 5.500 rpm (curiosamente algo menor, aunque a más revoluciones), lo que le convierte en el vehículo más potente propulsado por un motor de combustión interna fabricado hasta ahora por AMG (el SLS AMG Coupé Electric Drive entrega el equivalente de 740 CV, pero como ya os indicamos en un artículo anterior emplea un sistema eléctrico de propulsión). Las prestaciones mejoran ligeramente (hay que tener en cuenta el excepcional punto de partida), acelerando de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y logrando una velocidad máxima de 315 km/h (autolimitada).

El trabajo ha sido arduo, con numerosas mejoras en aspectos tales como el motor, la trasmisión, la suspensión, la aerodinámica o el peso gracias a la experiencia adquirida con la realización de otro “alas de gaviota” muy especial, el Mercedes-Benz SLS AMG GT3. Por ejemplo el peso final se sitúa en unos excelentes 1.550 kilogramos (70 kg menos que la versión hasta ahora disponible en los concesionarios), en parte debido a las piezas realizadas en fibra de carbono o en CRP (plástico reforzado con fibra de carbono), o también a la considerable rebaja de peso lograda con el nuevo escape deportivo, fabricado en titanio, que consigue un ahorro de 17 kg. Es lo que en la marca germana se conoce como “AMG Lightweight Performance”.

Otro de los puntos donde se han obrado notables mejoras es en el cambio automático de doble embrague AMG SPEEDSHIFT DCT de 7 velocidades. Se ha posicionado 17 mm más bajo en el chasis para ayudar a rebajar el centro de gravedad, además de anclarse sobre soportes rellenos de gas para reducir vibraciones. También se ha revisado su software de gestión con el fin de reducir el tiempo de respuesta al cambiar de marchas, realizando, al reducir marchas y de forma electrónica, una  rápida aceleración para permitir que se acoplen más fácilmente los engranajes del cambio (similar al conocido “punta-tacón” tan conocido por los “viejos” pilotos en la era “pre-cambios secuenciales”).

El anterior bloqueo de diferencial mecánico en el eje trasero es sustituido en esta variante por uno de tipo electrónico, con una relación de bloqueo variable, dependiendo de si este superdeportivo se encuentra en fase de aceleración o deceleración, mejorando notablemente la tracción sean cuales sean las condiciones del asfalto.

El chasis y las suspensiones de este Mercedes-Benz SLS AMG Coupé Black Series también son nuevos. El esquema general es el mismo, pero los tarados de los amortiguadores y los elementos elásticos se han endurecido (50% delante, 42% detrás) para aportar una mayor estabilidad en curvas rápidas, aparte del control electrónico de la suspensión en dos etapas (Sport y Sport +) con el que el conductor encontrará siempre la opción más apropiada para el tipo de conducción a realizar. Los anchos de vías también se han visto aumentados (20 mm en el eje delantero y 24 mm en el trasero) para incrementar la estabilidad.

Frenos carbocerámicos de serie y llantas forjadas en aluminio
Frenos carbocerámicos de serie y llantas forjadas en aluminio

Las llantas presentan un renovado diseño de 10 radios y han sido forjadas en aluminio para una mayor resistencia a la par que conseguir una reducción de peso de 4 kg. Están pintadas en negro mate con un acabado brillante, montando los nuevos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 de dimensiones 275/35 R 19 delante y 325/30 R 20 en la parte trasera.

Ahora el sistema de frenos carbocerámicos es de serie, con la consiguiente ventaja que supone en cuanto a la mejora de un ya de por sí excelente poder de deceleración, así como una mayor estabilidad térmica. Los discos de freno se presentan en medidas 402 x 39 mm en la parte delantera y 360 x 32 mm en la trasera, logrando una reducción de peso de cerca de un 40% respecto a sus homólogos de acero, lo que viene a suponer casi 16 kg menos de masa no suspendida.

Adicionalmente se puede equipar, de manera opcional, un paquete de componentes aerodinámicos realizados en fibra de carbono. Incluye un alerón trasero fijo, de apariencia similar al utilizado en el SLS AMG GT3, en lugar del alerón móvil utilizado hasta ahora, que genera una mayor sustentación negativa en el eje trasero cuando se circula a alta velocidad. Este paquete se completa con una serie de apéndices en el eje delantero, también realizados en fibra de carbono.

En el interior predominan la fibra de carbono, la piel de excelente calidad y el Alcántara, combinándose con acabados del más alto nivel. Al tratarse de una versión tan prestacional se han eliminado algunos elementos que podían considerarse superfluos (aunque pueden montarse posteriormente bajo pedido) como es el caso del sistema multimedia COMAND APS, con lo que se reduce el peso en otros 6 kg. También se aligera el vehículo en otros 15 kg con los bacquets AMG que, además, mejoran notablemente la sujeción del cuerpo cuando se realiza una conducción extremadamente deportiva.

Si se decide montar, opcionalmente, el sistema multimedia COMAND APS se podrá equipar con sobrecoste un excepcional equipo de sonido, realizado conjuntamente con la prestigiosa firma danesa Bang & Olufsen, que estará a la altura de las prestaciones de este superdeportivo, con Dolby Digital 5.1, procesador de sonido digital DSP, 1.000 vatios de potencia y 11 altavoces de altísima calidad, junto con un subwoofer 250 vatios. Aunque, personalmente, seguimos pensando que el mejor sonido que se puede escuchar en este modelo es el proveniente de sus escapes.

Finalmente comentar que este Mercedes-Benz SLS AMG Coupé Black Series podrá estar en manos de sus afortunados propietarios a partir del mes de junio del año 2013. El precio aun no ha sido facilitado.

Galería de imágenes:

Ver galeria (18 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta