El downsizing en el mundo del motor consiste en mantener los niveles de potencia en motores mucho más pequeños, con menor  cilindrada, para ahorrar combustible.

Ford ha llevado este concepto del que hacen gala todas las marcas a límites que pareceen increíbes. Un pequeño motor de tres cilindros gasolina 1.0 EcoBoost turboalimentado y con inyección directa rendirá 100 y 125 CV (170 Nm de par, entre las 1.400 y 4.500 revoluciones por minuto). El primero tendrá unas emisiones de CO2 de 109 g/km, y el más potente contaminará 114 gramos de CO2 por km.

Ford fabricará este motor en Alemania, más concretamente en Colonia donde se espera que 870 trabajadores produzcan hasta 350.000 motores al año, aunque estos números de producción podrían duplicarse si Ford decide fabricarlo también en su planta de Craiova, en Rumanía.

Todo esto está muy bien, pero ¿en qué coches irá incluido? Esta misma semana Ford ha confirmado que lo montará en su Ford Focus en 2012 (posiblemente sustituyendo al actual 1.6). El compacto de Ford consume (cifras ya homologadas) 4.8 litros/100 km con el motor de 100 CV y 5 litros cada 100 km con el de 125 CV. Datos aún mejores que el 1.4 TFSI, que gasta 5.3 l/100 km en el Audi A1 de 122 CV. En una segunda  fase llegará al Ford C-MAX y al nuevo Ford B-MAX que estará en el mercado la próxima primavera.

Galería de imágenes del nuevo motor:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta