Opel es una de las marcas que siguen apostando por el autogas o gas licuado de petróleo (GLP). Este combustible alternativo presenta una serie de ventajas que hacen que vaya ganando popularidad entre los usuarios. Ahora se suma a la gama el Opel Crossland X de GLP, una variante del SUV pequeño con una mecánica especialmente adaptada. Se une al resto de modelos movidos por este carburante.

En Opel ya se podían elegir los Adam, Corsa, Crossland X, Astra sedán, Mokka X y Zafira de GLP; pero el nuevo Crossland X es algo diferente. Cuenta con un motor de tres cilindros y 1.2 litros que desarrolla 81 CV, mientras que antes se utilizaba uno de cuatro cilindros y 1.4 litros. Va ligado a una caja de cambios manual de cinco velocidades y ha recibido una puesta a punto para ser más eficiente (consumo combinado de gasolina de 5,4 l/100 km y de GLP de 6,9 l/100 km).

Porque igual que el resto de estos modelos, se trata de un vehículo BiFuel, equipado con dos depósitos y capaz de funcionar con gasolina o GLP indistintamente. Este ejemplar estrena un sistema de depósito electrónico multiválvulas que mide con mayor precisión la cantidad de combustible. el depósito de GLP tiene 36 litros de capacidad y va colocado donde iría la rueda de repuesto, suficiente para dar una autonomía de hasta 500 kilómetros (unos 1.400 km combinando los dos combustibles).

Los que opten por este Opel Crossland X de GLP podrían ahorrar hasta un 40 % en carburante respecto a un gasolina de semejantes condiciones. También contarán con la ventaja de llevar la etiqueta Eco de la DGT, de modo que no les afecta en tanta medida las restricciones por alta contaminación y tienen una reducción del 75 % en el pago del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) durante los seis primeros años.

Fuente: Opel

Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta