Si hace unos meses veíamos cómo el Opel Grandland X apostaba por cubrir las necesidades de quienes buscan un SUV compacto potente y bien equipado, con el acabado Ultimate, ahora llega al mercado el Grandland X Business, un nivel de terminación con un claro enfoque: las empresas y autónomos. Y es que el auge de los SUV llega también al mercado profesional. Destaca por estar ligado a motores diésel y su buen nivel de equipamiento.

En el apartado mecánico se liga en un primer momento al propulsor de gasóleo 1.6 CDTi con 120 CV y al 1.5 CDTI de 130 CV, ambos asociados a la caja de cambios manual de seis velocidades y tracción delantera. Se trata de una política que la marca también ha seguido tradicionalmente en sus sedanes.

El Grandland X Business toma como punto de partida el nivel de equipamiento Selective, el más sencillo de la gama. Por menos de 1.000 euros de incremento de precio cuenta con miuchos otros elementos, como el climatizador bizona, control de crucero con limitador, alerta de cambio de carril o el sistema multimedia con pantalla de 7 pulgadas compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Dentro de la dotación de serie la estética del modelo es bastante agraciada gracias a las llantas de aleación de 17 pulgadas, las ópticas traseras LED o los faros antiniebla. Dentro luce volante forrado en piel, apoyabrazos central delantero, freno de mano eléctrico… y no faltan sensores de luces y lluvia, espejo interior fotosensible (del paqeuet visibilidad)…

Este es el equipamiento de partida, pero puede sumar navegador, tapizado en piel, ayudas a la conducción… Sus precio, 27.700 € con el motor menos potente, que llegan a los 28.900 con el de 130 CV.

Fuente: Opel

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta