¿Has oído alguna vez hablar de los exoesqueletos? Son una especia de armazón metálico externo que ayuda a su portador a moverse y a realizar cierto tipo de actividades, como por ejemplo, a cargar peso, y se está investigando mucho sobre ellos.

Hace unos años había leído en este blog de tecnología que los fabricantes japonés de robots y maquinaria de Sakakibara-Kikai (nombre cómico donde los haya), estaban desarrollando un increíble exoesqueleto de cuatro metros de altura, llamado Land Walker, con fines bélicos. Aparte de recordarme a los AT-ST (Transporte Explorador Todo Terreno) de La Guerra de las Galaxias jamás podía imaginar lo que viene a continuación.

kid-wallker
"Mamá, quita tu maldito utilitario de ahí"

Resulta que estos ingenieros han presentado hace nada un prototipo similar más pequeño Llamado Kid Walker, pero no toma ese nombre porque sea más pequeño, sino porque este exoesqueleto bípedo… ¡se ha diseñado para ser utilizado por niños!

Un representante de la compañía comentaba en la presentación que este (por ahora prototipo) se creó porque era muchos los críos que solicitaban dar un paseo en el Land Walker. Creyeron que podía ser algo peligroso, así que diseñaron este Kid Walker.

Personalmente, no imagino a un niño ¿conduciendo? eso por la calle (amenazando a su profe de guardería para que le deje más tiempo en el recreo, quizás sí). De todos modos, la gente de Sakakibara-Kikai ha tenido cuidado en mejorar la seguridad de los futuros infantes conductores, limitando los movimientos a un nivel aceptable, como puedes ver en los vídeos que publicamos al final del post.

Son esas razones de seguridad por las que este exoesqueleto no anda, sino que combina un paso con unas ruedecillas, como te habrás dado cuenta en el vídeo. Por eso lo hemos publicado en coches.com. Porque en realidad tiene ruedas… y se mueve con gasolina. ¿Más datos técnicos? Mide 1,6 metros de altura y pesa 180 kilos. Los costes de producción no han sido revelados, pero una unidad costaría 1.800.000 yenes, unos 18.000 euros, si deciden venderlos en Japón.

¿Imaginas batallas de unos niños armados con este invento en los parques infantiles? ¿Qué madre se atrevería decir a su hijo que hay que volver a casa para cenar o obligarle a que meriende? Por suerte parece que por ahora no saldrá a la venta y sólo estará presente para demostraciones… y algunos servicios de alquiler (aún no confirmados). Así que nada, por ahora habrá que seguir llevando a los niños al cole en coche.

Vídeos:

Y otro niño disfrutando de su nuevo juguete:

Vía | Gizmag

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta