Los camiones son también protagonistas en nuestras carreteras desde hace muchos años. Gracias a ellos es posibles transportar todo tipo de cargas a lo largo del país y también por toda Europa. Pero, como el resto de conductores, los camioneros también están expuestos a una serie de peligros y en algunos casos sufren accidentes, perdiendo su carga. A continuación os dejamos algunas de las cosas más extrañas que han perdido estos camiones.

18 toneladas de explosivos

Aunque tenga ciertos riesgos, hay camiones preparados para llevar mercancías peligrosas. Pero cuando hay algún problema con este tipo de carga, las consecuencias suelen ser más catastróficas. En 2005 un camión que cargaba 18 toneladas de explosivos volcó en Spanish Fork Canyon, Utah (Estados Unidos). Todo el cargamento causó una gran explosión y dejó la carretera convertida en un enorme cráter. Por suerte no hubo víctimas mortales, solo unos cuantos heridos.

8 millones de peniques

Los peniques son la moneda más pequeña en Estados Unidos. Con cien de ellos se hace un dólar, así que imaginad cuantas monedas son necesarias para juntan más de 80.000 dólares. Pues esa cantidad fue la que quedó esparcida en la I-95 de New Castle County, Delaware, cuando el camión que las llevaba se chocó contra una barrera. Se estima que fueron unas 20 toneladas, cerca de 8 millones de monedas.

2 millones de euros

Y hablando de dinero, en Europa también hemos tenido casos similares. Y con mayor cantidad. En 2010, un camión que transportaba dos millones de euros tuvo un accidente en Foggia, en el sur de Italia, y parte de la carga se esparció por la carretera. Una gran cantidad de monedas de uno y dos euros quedaron expuestas y hubo gente que se llevaron algunas antes de la llegada de las autoridades. Calcularon pérdidas de más de 10.000 euros.

Cerveza y patatas fritas

Puede sonar a broma pero no lo es. El año pasado, en Florida, hubo un choque entre dos camiones. Uno llevaba cerveza Bush y el otro productos de Frito-Lay, entre ellos las populares patatas fritas Lays o los Doritos. Lo que podría ser la combinación perfecta para disfrutar de un partido de fútbol quedó esparcida por la Interstate 95 totalmente desperdiciada, mientras los servicios de limpieza dejaban la carretera limpia de nuevo.

Chocolatinas

El año pasado también hubo otro accidente con comida suculenta de por medio. Un accidente cargado de dulces y chocolatinas chocó dejando su apetitosa carga en medio de la carretera. Se pueden apreciar huevos Kinder, Kinder Bueno, Nutella y otros productos similares. Aunque la mayoría quedó inservible y esparcida a lo largo de decenas de metros, seguro que todavía quedaba algo comestible.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta