Hay cambios al frente de la Dirección General de Tráfico. El Consejo de Ministros del nuevo Gobierno ha decidido que Pere Navarro vuelva a la dirección de la DGT, un cargo que le es bien conocido. Llevó a cabo esa actividad entre los años 2004 y 2012, coincidiendo con las dos legislaturas del PSOE. Fue destituido con el cambio de Gobierno y el PP apostó por María Seguí (hasta que fue investigada) y posteriormente por Gregorio Serrano, que ocupaba el puesto hasta el momento.

Si hay algo por lo que se conoce a Pere Navarro es por la implantación del carnet por puntos. Con este sistema lo que pretendía era crear una conciencia vial y trasladar la responsabilidad a los conductores. Lo cierto es que el permiso por puntos lleva más de una década entre nosotros y, aunque parece que hay algunos cambios que podrían venir bien, parece que seguirá estando vigente durante muchos más años.

Aunque durante su mandato en la DGT hubo luces y sombras, algo que no se le puede negar es la gran reducción de víctimas mortales en accidentes de tráfico. Entre 2002 y 2012 se consiguió disminuir esa fatídica cifra en un 55 %, pasando de las 5.517 muertes del 2001, antes de su llegada, hasta las 1.903 muertes de 2012. Sin duda, fue uno de los grandes artífices de que se pudiera conseguir un posteriormente un mínimo histórico desde 1960.

Y, ¿qué situación se encuentra Navarro ahora? En los últimos tiempos hemos visto como las muertes en carretera aumentaban ligeramente después de muchos años de descenso. Todo parece apuntar a que algunas de las causas principales son el aumento en el número de desplazamientos, la edad del parque automovilístico o la escasa inversión en las carreteras. Esperamos que se consiga mejorar la situación. Como referencia, en este tiempo ha sido patrono de la Fundación PONS.

Fuente: Europa Press

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta