Hace poco probamos el nuevo Peugeot 508, el modelo encargado de representar a la marca francesa en el segmento de las berlinas medias. Aunque sus ventas se hayan ido reduciendo debido al auge de los SUV, en el pasado era de vital importancia. En la época dorada de los sedán nacía el Peugeot 505, uno de los ejemplares más importantes para el fabricante que además está de celebración. Se cumple su 40 aniversario y por eso vamos a repasar algunos datos importantes de su historia.

Corría el año 1979 y era necesario un sustituto para el Peugeot 504, un modelo que había innovado en un buen número de aspectos. El listón estaba alto y le volvieron a encargar el diseño a Pininfarina, que repetiría con esos míticos faros inspirados en Sophia Loren y con una carrocería bien resuelta con los tres volúmenes marcados. El interior no se quedaba atrás, pues era obra de Paul Bracq, un mítico que había hecho buenos trabajos para Mercedes y BMW en los años anteriores.

Fue un concepto bastante rompedor, el Peugeot 505 se posicionaba como un sedán con un gran comportamiento dinámico gracias a la tracción trasera. De hecho, sería la última berlina de Peugeot en utilizar la propulsión. A esto había que sumar una enorme fiabilidad, habiendo ejemplares que hay superado el millón de kilómetros y que todavía siguen rodando. En muchos países se beneficiaron de sus capacidades de moverse por carreteras y caminos en mal estado.

Tras ver que la berlina había cosechado un éxito notable tras su lanzamiento, en el Salón de Ginebra de 1982 fue presentada la segunda carrocería. También en formato familiar, el Peugeot 505 Break destacada por su capacidad de carga mejorada. Era una opción muy recomendable para familias debido a la posibilidad de tener tres filas de asientos y espacio para ocho pasajeros. La polivalencia del 505 quedaba más que clara y se llegaron a hacer todo tipo de modificaciones dando lugar a vehículos de emergencias, fúnebre e incluso pick-up.

Fue concebido desde el principio como un modelo global, llegando a triunfar en Estados Unidos como taxi. También se produjo en muchos lugares distintos, principalmente en Sochaux (Francia), pero también en la española planta de Vigo (146.216 unidades entre 1980 y 1987) o en lugares como Argentina, Australia, Chile, China, India o Nueva Zelanda. Estuvo a la venta casi dos décadas, entre 1979 y 1997, y se llegaron a comercializar más de 1,3 millones de unidades.

Fuente: Peugeot

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta