Si alguna vez usted se encuentra conduciendo por la localidad alicantina de Villajoyosa sepa que, si comete alguna infracción, la policía tiene unos métodos alternativos para advertirle de la obligatoriedad de detener el vehículo. Es la España de la crisis y los recortes que está provocando situaciones surrealista que rozan la comicidad más absurda.

La sección sindical de Comisiones Obreras ha dejado patente el malestar existente en la plantilla de la Policía Local del municipio alicantino, debido a lo que aseguran que es una situación de absoluto abandono de la flota de vehículos policiales. Uno de los coches está averiado de forma permanente y aunque los autoridades aseguran que costearán el arreglo en cuanto la economía lo permita, resultaría más económico adquirir un automóvil nuevo en la modalidad de renting, en una práctica habitual en otros cuerpos policiales de todo el país. Respecto a este sentido, la sección sindical asegura que la Concejalía de Seguridad Ciudadana y Tráfico no propone ninguna solución a este extremo.

Pero el vehículo averiado no es el único problema para las autoridades responsables de velar por la seguridad y el cumplimiento de la ley en Villajoyosa. Comisiones Obreras denuncia que otros dos automóviles carecen de los medios acústicos oficiales, prioritarios para la seguridad, que advierten a los ciudadanos de la presencia de los coches policiales. Esto provoca episodios absurdos en las que se acude a requerimientos de emergencia con los ocupantes del vehículo haciendo uso de linternas o pitando al resto de los usuarios, para poder desplazarse con celeridad a los zonas donde la presencia policial es requerida.

El abandono de los vehículos policiales no solo supone una dejadez en las obligaciones de los responsables políticos, si no que, además, pone en serio riesgo la seguridad de los agentes y el resto de los conductores.

Vía: Diario Información

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta