Cuando se puso en marcha el Plan PIVE el 1 de octubre de 2012, indicó que las ayudas a la compra de vehículos estarían vigentes hasta el 31 de marzo de 2013… o hasta que se agotasen los 75 millones de ayudas (75.000 beneficiarios). Pues bien, a principios de enero se acabaron los fondos y los peores augurios se cernían sobre las ventas de coches nuevos en España. Todo ello a pesar de que, una vez agotados los recursos iniciales, casi todas las marcas de coches mantenían las promociones, asumiendo la ayuda.

El Ministro de Industria, Soria, habían indicado en varias ocasiones que no se contaba con más dinero para porrogar el Plan, pero el Consejos de mInistros del viernes aprobaba una dotación de 150 millones de euros extra para facilitar la compra de nuevos vehículos. Pero hay novedades:

  • Se podrán achatarrar vehículos más modernos: turismos de diez años o más, o vehículos comerciales ligeros de siete años, en lugar de los doce y diez respectivamente estipulados hasta ahora.
  • Próximamente se aprobará un nuevo plan, el PIMA AIRE, para los automóviles comerciales más grands. Tendrá una dotación de 40 millones de euros y será muy importante, porque podrían renovarse unos 50.000 vehículos y reducirmucho las emisiones contaminantes del transporte por carretera.
  • Se elimina el precio máximo fijado para acogerse a las ayudas, antes establecido en 25.000 euros.

¿Pero por qué el Gobierno ha decidido prorrogar el Plan? Estos son los motivos:

  • El Plan ha generado una recaudación fiscal de casi 300 millones de euros, de los que más de 100 han correspondido a la demanda adicional generada por el Plan PIVE. Además, de tener que pagar el IVA del coche, del 21%. recordemos que las ayudas del Plan PIVE estan sometidas a impuestos (los 1.000 euros de ayuda gubernamental, no los del fabricante).
  • Según Anfac, el valor añadido bruto sobre la economía española aportado por el Plan PIVE ronda los 930 millones de euros por los efectos multiplicadores de la automoción sobre el resto de sectores.
  • Los fabricantes aseguran que el Plan PIVE ha permitido mantener 4.500 empleos, que van desde el apartado comercial, fabricación, componentes, y todos los servicios asociados a la comercialización de vehículos, como aseguradoras, financieras, publicidad, etc.
  • El Plan PIVE ha tenido un gran efecto en el reciclado de vehículos: los vehículos que se han dado de baja en el Plan tienen un promedio de antigüedad de 17,2 años. EL Plan PIVE ha conseguido achatarrar 26.000 unidades adicionales. Sin duda, esto es beneficioso para los desguaces, que se estaban quedando sin muchas piezas ya que la vida de los coches se alargaba demasiado. En el lado negativo, que no ayuda a paliar la falta de coches de segunda mano que sufre España.
  • Rejuvenecerá el parque automovilístico español, uno de los más viejos de Europa. Eso redundará en seguridad vial y en la reducción de emisiones y consumo de petróleo (el Idae, calculaba originalmente un ahorro de 26,1 millones de litros de combustible anuales).

A quien no les ha gustado la noticia es a la Comisión Europea, que ha mostrado su escepticismo con el Plan PIVE. El experto en la industria del automóvil de la Dirección General de Industria de la CE, el español Íñigo Urresti, aseguró que “sólo tienen un efecto de adelanto de compra de coches y, a largo plazo, tienen un efecto muy moderado”. Urresti explicó que la industria automovilística europea se encuentra en una coyuntura de intensa crisis, y ha advertido que 2013 no será el año de la recuperación. Habrá que esperar a 2014 o 2015.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta