El futuro es eléctrico y los fabricantes no paran de mover ficha en este apartado y ya es normal el desarrollo de plataformas modulares solo para coches eléctricos. Es una fórmula inteligente para ahorrar costes y hacer modelos que estén en la misma línea en cuanto a tecnología y comportamiento. Renault tiene la plataforma CMF-EV (Common Module Family – Electric Vehicle) como gran apuesta de cara a hacer una ofensiva de productos eléctricos en los próximos años. 

El Renault Mégane eVision Concept será el primero en portarla cuando llegue a producción, pero después vendrán muchos más. Al fin y al cabo, también hemos podido ver otros prototipos como el Renault Morphoz Concept. De hecho, una de las claves de esta nueva plataforma que ha sido diseñada por Alliance y que acumula más de tres millones de kilómetros de prueba en Francia y Japón, es su capacidad de adaptación. Puede albergar a vehículos de todo tipo, desde berlinas hasta SUV grandes, con las baterías posición vertical u horizontal.

La plataforma CMF-EV destaca por poder tener una distancia entre ejes de hasta 2,77 metros y gracias a su piso plano ofrece una modularidad ejemplar. El habitáculo será más espacioso que en los de combustión al carecer de un escape o una transmisión estándar, mientras que el compartimento para la mecánica eléctrica ocupa menos espacio y hace que los ejes se puedan extender a los extremos del coche para liberar la zona de la cabina.

A nivel técnico, esta arquitectura permite tener solamente un motor en posición delantera y también acoplar un segundo motor trasero para las versiones más potentes con tracción a las cuatro ruedas. Las baterías van colocadas en el piso para conseguir un centro de gravedad bajo y, además, son estructurales. Eso significa que forman una parte integral del automóvil y que ayudan a absorber energía en caso de impacto lateral. El grosor de este elemento se puede modificar en función del tipo de vehículo en el que va a ser montado. 

Siguiendo con las baterías en esta plataforma CMF-EV, también se ha desarrollado un sistema avanzado para gestionar su temperatura. Por ejemplo, se recupera el calor del motor y de la batería y se aprovecha para calentar el habitáculo sin tirar directamente de la energía de la batería. Eso hará que en climas fríos la autonomía no se reduzca tanto.

Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta