¿Recordáis cuándo en coches.com os contamos por qué los británicos conducen por la izquierda?. Toca la segunda parte y en esta ocasión vamos a dar respuesta a una pregunta no tan habitual; ¿por qué conducimos por la derecha? Existen varias teorías:

Allá en los primeros días, cuando los vehículos eran todavía un elemento extraño en la calzada, los fabricantes situaron al conductor en el lado izquierdo del vehículo. De esta forma, si circulaba también por la izquierda, podía controlar la posición de las setos y los bordillos de la calzada, pero se fallaba a la hora de calcular la distancia cuando otro conductor se cruzaba en sentido contrario. Finalmente, las marcas optaron por sentar al conductor en la parte del vehículo más cercano al centro de la calzada.

Los historiadores apuntan a que fue Napoleón el que instauró en el viejo continente el hábito de conducir por la derecha. El antiguo emperador era zurdo, así que aplicando la lógico más personalista, decidió que lo mejor para él también era lo mejor para su pueblo. Pero esta teoría, válida para movilidad a caballo, se desvanece aplicada a la automoción, y es que Napoleón falleció años antes de la fabricación del primer vehículo a motor.

Según la Wikipedia, la circulación por la derecha se debe a una cuestión púramente matemática. La mayoría de los habitantes de planeta son diestros, por lo que la palanca de cambios se mueve con más fuerza si se manipula con la mano derecha. En cuanto a los motoristas, circulando por la derecha pueden hacer la señalización de la maniobra con la mano izquierda, dejando la diestra para la sujeción del puño de gas.

También, al circular por la derecha y señalizar con la mano izquierda, esta queda expuesta hacia el centro de la calle, donde hay más visibilidad, evitando la confusión de los peatones. En nuestro país, prosigue la Wikipedia, el lado por el que se debía conducir no se reglamentó hasta mediados de los años 30, acabando con una particularidad muy peligrosa en nuestras carreteras; hasta la entrada en vigor de la reglamentación, en Madrid se conducía por la izquierda, mientras que en Barcelona se hacía por la derecha.

Vía: Motorpasión

1 COMENTARIO

  1. A mi me habían contado que el origen estaba en la circulación de caballos (anterior a los coches): en el momento de subirse al caballo, la mayoría de jinetes lo hacen por el lado derecho; esto quiere decir que el caballo está orientado con la cabeza hacia la derecha de la calzada, con lo cual se circula por la derecha.

Deja una respuesta