El anterior Porsche Cayman GT4 está considerado como uno de los mejores ejemplares modernos de la marca de Stuttgart. Su filosofía convencía a los más puristas y su comportamiento lo elevaba al nivel de un modelo de culto prácticamente. Con la nueva generación del 718 Cayman que introducía los motores de cuatro cilindros turboalimentados se generaron dudas acerca de su continuidad. Sin embargo, el fabricante no ha querido defraudar y presenta el nuevo Porsche 718 Cayman GT4.

Y lo decimos porque se trata de un vehículo que se ha mantenido fiel a sus raíces. Motor de seis cilindros atmosférico en posición central, caja de cambios manual y propulsión; ¿qué más se podría pedir? Si comenzamos con su mecánica se trata de un seis cilindros bóxer atmosférico con 4.0 litros que es de nuevo desarrollo (derivado de los que utilizan los 911 992). Como decíamos, va ligado a una transmisión manual de seis velocidades para mejorar las sensaciones del conductor.

El nuevo Porsche 718 Cayman GT4, con su motor atmosférico capaz de subir hasta las 8.000 rpm, consigue una potencia de 420 CV y 420 Nm de par. Eso supone un incremento de 35 CV respecto a su predecesor, al que deja atrás también en términos de prestaciones. Hablamos de que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos (misma aceleración que el anterior) y de que ahora llega a una velocidad máxima de 304 km/h (antes 295 km/h).

Con un peso que sube ligeramente hasta los 1.420 kg, el nuevo 718 Cayman GT4 se postula como una máquina realmente equilibrada y con un comportamiento mejorado. Decimos esto tras ver que completa una vuelta en Nürburgring Nordschleife diez segundos más rápido que su predecesor. A nivel aerodinámico el trabajo es notable y consigue una carga un 50 % superior. La principal mejora sucede en la zaga, con un difusor y un alerón que producen más carga, sacando hasta 12 kg adicionales a 200 km/h.

Y la cosa no queda ahí. A nivel de chasis, el Porsche 718 Cayman GT4 cuenta con refuerzos y con el sistema Porsche Active Suspension Management que sitúa la carrocería 30 mm más cerca del suelo. A la amortiguación adaptativa hay que sumar otras bondades como el Porsche Stability Management (PSM) o el Porsche Torque Vectoring (PTV), que incluye un diferencial trasero mecánico para mejorar la experiencia de conducción.

Aunque de serie ya cuenta con unos frenos muy capaces, opcionalmente se ofrecen los Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB), que son los carbocerámicos. Del mismo modo se ofrecen neumáticos de alto rendimiento para quien quiera sacarle el máximo partido en circuito. Para ellos también será interesante el paquete Clubsport, que incluye barra antivuelco, arnés de seis puntos para el conductor y un extintor de mano. El precio de este modelo asciende a 110.870 euros en nuestro país.

Fuente: Porsche

Galería de fotos:

Ver galeria (14 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta