La historia de la denominación Turbo dentro del mítico Porsche 911 se remonta a más de 46 años atrás en el tiempo. En 1973 salía un primer prototipo y en 1974 llegaba el 911 Turbo en la generación 930. Desde entonces, esta variante deportiva con su característico alerón ha estado presente en todas las generaciones del modelo. Y ahora que está entre nosotros el 911 992, llega el nuevo Porsche 911 Turbo S 2020, que establece un nuevo escalón por potencia y prestaciones.

Lo primero que se puede percibir en este tope de gama es el aumento en sus dimensiones. El 911 Turbo S aumenta la anchura de su carrocería y también la de sus ejes (42 mm en el delantero y 10 mm en el trasero) y optimiza su aerodinámica con unos deflectores de aire en el frontal, además de ese imponente alerón trasero que aporta un 15 % más de carga aerodinámica. A nivel estético destacan las tomas de aire más grandes, los faros Matrix LED, las llantas de 20 pulgadas delante y 21 pulgadas detrás o los tubos de escape específicos.

En el interior se apuesta por deportividad y lujo a partes iguales. Ya de serie cuenta con una tapicería de cuero integral, inserciones de fibra de carbono o los asientos deportivos con 18 reglajes eléctricos. El nuevo volante deportivo GT viene de serie, al igual que el paquete Sport Chrono con la app Porsche Track Precision o el sistema de sonido Bose. El infoentretenimiento viene de la mano del sistema PCM con pantalla táctil de 10,9 pulgadas.

Aunque lo que más nos interesaba del nuevo Porsche 911 Turbo S era su apartado mecánico. El motor bóxer de seis cilindros en línea y 3.8 litros cuenta con la ayuda de dos turbocompresores VTG de geometría variable para convertirse en el más potente con esta denominación hasta la fecha. Mejora el sistema de admisión, con unas nuevas tomas laterales para incrementar el flujo de aire y, por lo tanto, la refrigeración. El diámetro de las aspas de las turbinas y del compresor del turbo también aumenta.

Son nada menos que 650 CV y 800 Nm de par, un incremento de 70 CV respecto a su antecesor o 43 CV respecto al Exclusive Series. Se mantiene la transmisión PDK de doble embrague y ocho velocidades como única opción, junto con la tracción total Porsche Traction Management (PTM). De esta forma puede acelerar de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos (0,2 segundos más rápido que antes), de 0 a 200 km/h en 8,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h.

El Porsche 911 Turbo S cuenta con el chasis deportivo y con la suspensión adaptativa Porsche Active Suspension Management (PASM), que consigue rebajar la altura de la carrocería en 10 mm. Con dicho chasis mejora el comportamiento del vehículo reduciendo el balanceo y mejorando la firmeza o la velocidad en curva. El precio del 911 Turbo S Coupé en nuestro país es de 249.963 euros, mientras que el 911 Turbo S Cabriolet aumenta hasta los 265.439 euros.

Galería de fotos:

Ver galeria (44 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta