¿Correr sin gastar litros y litros de combustible? Suena a a algo contradictorio, pero el Posche Panamera Hybrid lo logra. Porque circular a más de 150 km/h sin que el coche se lo “beba” todo y durante muchos kilómetros parece algo imposible. Pues no. Y todo gracias al sistema híbrido creado por la marca alemana y montado por vez primera en su todocamino Cayenne. Ahora le ha llegado el turno al gran turismo Panamera.

Combina una potencia total de 380 CV con un consumo medio de sólo 6,8 litros a los 100 kilómetros, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de apenas 159 gramos por kilómetro. Por tanto, y como ves, no sacrifica para nada su deportividad, y además se convierte en el Porsche más “austero” de siempre.
A todo ello contribuyen unos neumáticos Michelin con una menor resistencia a la rodadura y que han sido desarrollados para este modelo, disponibles como opción con llanta de 19 pulgadas. Incluso con los neumáticos de serie, el consumo se mantiene en un excelente nivel: 7,1 l/100 km en ciclo combinado, lo que corresponde a 167 g/km de CO2.

Vamos con las prestaciones: acelera de 0 a 100 km/h en 6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 270 km/h. La autonomía en modo eléctrico puro es de unos dos kilómetros, y se puede llegar hasta los 85 km/h conduciendo únicamente en dicho modo, dependiendo del tipo de conducción.

El sistema de propulsión híbrido de Porsche es también el único en el mundo que puede dejar de consumir combustible gracias al modo de conducción llamado “navegación a vela”, que consiste en desacoplar y parar el motor a velocidades de hasta 165 km/h, en las fases en que el motor de combustión no está transfiriendo potencia. Con ello se elimina el rozamiento y el efecto de frenado. Tanto la conexión como la desconexión del motor de gasolina se producen sin ruido alguno y con una suavidad sorprendente.
Está propulsado por la misma combinación mecánica que equipa el Cayenne S Hybrid: la fuerza proviene del motor V6 de combustión, con 3 litros y 333 CV de potencia, apoyada por un motor eléctrico de 47 CV. Ambos mueven el vehículo, tanto por separado como trabajando juntos. El motor eléctrico opera de dos formas, como alternador y para el arranque y, junto con el embrague separador, forma el compacto módulo híbrido, situado entre el propulsor de combustión y la transmisión.

Por su parte, el motor eléctrico está conectado a una batería de níquel metal hidruro donde se almacena la energía eléctrica que se recupera durante la conducción y la frenada. En cuanto al equipamiento, lleva de serie suspensión neumática adaptativa y PASM (Porsche Active Suspension Management) con amortiguadores de dureza variable, así como la dirección Servotronic y el limpiaparabrisas trasero.

Galería de imágenes del Porsche Panamera S Hybrid:

Ver galeria (18 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta