El Opel Astra 2021 ya está en el punto de mira de la marca alemana y se empiezan a confirmar detalles de la nueva generación. Será la primera que se hace de este modelo desde la entrada de Opel en el Grupo PSA y eso supondrá la introducción de muchos cambios. Aunque le tocaría un lavado de cara al modelo de 2016 y no un completo cambio generacional, las circunstancias obligan a que el compacto pase a utilizar una plataforma diferente de la que usaba hasta ahora.

El actual Opel Astra todavía monta una plataforma de GM (la D2XX) y, aunque introdujo mejoras para rebajar hasta 200 kg de peso, era necesario un cambio. Por eso han decidido que a partir de 2021 se asiente sobre la plataforma EMP2, la modular de Grupo PSA que ya hemos podido ver en otros modelos como el Opel Grandland X (y muchos otros de Peugeot y Citroën). El motivo principal para que se haya tomado esa decisión es la electrificación.

Y es que la plataforma EMP2 permitirá que del Opel Astra tenga varias versiones electrificadas. Ya hemos visto como hay varios híbridos enchufables del Grupo PSA que utilizan esa misma arquitectura. Para el compacto no sería descabellado el uso del sistema que combina el 1.6 PureTech con un motor eléctrico para lograr una potencia conjunta de 225 CV y una autonomía eléctrica de 50 kilómetros gracias a una batería de 11,8 kWh.

Aunque todavía no está confirmado y es pronto para hablar de otras versiones de este próximo Opel Astra L. Lo que sí que está claro es que será producido en la planta de Rüsselsheim (Alemania). Hasta el momento, el compacto se ensamblaba en Ellesmere Port (Reino Unido) y en Gliwice (Polonia), pero su producción se trasladará en 2021 a la planta alemana, donde también se hace el Opel Insignia. Se ha llevado a cabo una inversión importante en Rüsselsheim para garantizar su futuro y con la llegada del próximo Astra se podrán establecer dos turnos de trabajo.

Fuente: Opel

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta