El Grupo PSA ha recibido las autorizaciones pertinentes para comenzar sus primeras pruebas de conducción autónoma en carretera abierta en China.

Las autorizaciones para iniciar las pruebas de conducción autónoma suponen una gran novedad para el constructor francés en China. Del mismo modo afianza la posición de Groupe PSA respecto al desarrollo de vehículos autónomos y “refuerza la presencia del grupo en el mercado chino“.

La Directora de Innovación de Groupe PSA Carla Gohin ha declarado: “Obtener la autorización que nos permite probar la conducción autónoma en carretera abierta en China es un logro importante para Groupe PSA puesto que China es el primer mercado automovilístico mundial y está en plena fase expansiva en el desarrollo de la tecnología de conducción autónoma. Es un nuevo paso decisivo para nuestro programa AVA (Autonomous Vehicle for All), cuyo objetivo es ofrecer a los clientes vehículos autónomos seguros e intuitivos. Es, asimismo, un nuevo punto de partida para poner al alcance de nuestros clientes chinos nuestras tecnologías más avanzadas”.

La experiencia adquirida por parte de Groupe PSA en Europa en el campo de los vehículos autónomos permite a la compañía adaptarse al contexto local para adaptarse a las distintas necesidades del mercado chino.

El desafío al que se enfrenta ahora la compañía francesa está centrado en integrar sus tecnologías en el ecosistema chino. Eso si, teniendo en cuenta en todo momento las diferencias relativas al entorno, así cómo las infraestructuras, los sistemas de geolocalización y los comportamientos de los usuarios.

Groupe PSA ha sido el primer fabricante de automóviles en probar el coche autónomo en carreteras abiertas en el 2015 en Francia y el primero en obtener las autorizaciones necesarias para llevar a cabo ensayos en modo autónomo con conductores “no expertos” en marzo de 2017.

Fuente: Groupe PSA

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta